Para el año 2022, las autoridades del Servicio de Administración de Rentas (SAR) tienen una meta tributaria de L118,721 millones. Una cifra algo ilusoria,
según expertos.

El economista Obed García señaló que al parecer no se están considerando los procesos de transición gubernamentales. “¿Cómo se puede mantener un incremento tan pronunciado para el año 2022?. Por un lado, tenemos la necesidad de reducir las exoneraciones fiscales para recurrir a un financiamiento adicional y, por otro, tenemos la importancia de la política fiscal como un esquema financiero que se basa en sistemas de incentivos y desincentivos”.

El nuevo gobierno insinúa que reducirá las tasas impositivas y eso no es tan sencillo de hacer, expuso.

Lea esta información en nuestra versión PDF:

https://www.tunota.com/honduras-hoy/economia/precios-combsutibles-honduras-diciembre-tegucigalpa-san-pedro-sula

Lea: Gobierno de Xiomara Castro subsidiará a abonados de la ENEE, asegura Hugo Noé Pino | Tu Nota

Financiamiento

Fijarse una meta de recaudación tan alta implica también que el Estado tendrá que proveer sus bienes y servicios de manera efectiva para mejorar la vida de las personas. "Si no va a haber aumento de impuestos, entonces lo óptimo es seguir mejorando la eficiencia tributaria en el sentido de la formalización de los comerciantes y empresarios que están en el sector informal y no aportan con tributos".

García mencionó que los ingresos tributarios se sostienen sobre la capacidad de consumo de los hogares. “Si estos no mejoran sus ingresos el próximo año, muy poco se estaría alcanzado de esta meta de recaudación tan significativa”, advirtió.

El economista cree que el gobierno se fijó esa meta considerando el respaldo de las cifras económicas presentadas este año, pero la situación puede ser distinta en el 2022. “Si bien es cierto, la actividad económica mejoró este 2021 y eso se ve reflejado en los ingresos tributarios. La variable indica cómo es el consumo de los hogares, pero no necesariamente quiere decir que eso se sostenga en el 2022, considerando la transición del gobierno y que no se ha recuperado al 100% de los empleos”.

"Si no hay empleos, no hay consumo, y sin consumo no se aporta a los ingresos tributarios. Entonces, hay que ver qué puntos de apoyo apuntaron a esta proyección que no tiene mucho sentido”, declaró

Gasto

Además, enfatizó que esta meta tributaria se fundamenta más que todo en el gasto público que habrá el próximo año.

“También nace sobre la necesidad de gasto. Allí está el desenfoque, porque no se planifica según lo concreto, sino que, como el gobierno necesita gastar, y sobre eso proyecta los ingresos que va a ocupar”, apuntó.

Para imponer la meta de recaudación tributaria se sustentaron también en las proyecciones del Banco Central de Honduras (BCH), que han sido muy optimistas y a la vez pueden ser nocivas para la economía, alertó.

Lea: Honduras: precios de combustibles tendrán pírrica rebaja a partir del 20 de diciembre (tunota.com)