Al menos cinco embarcaciones que fueron entregadas a la Oficina Administradora de Bienes Incautados (OABI) están abandonadas en la isla de Guanaja, Caribe de Honduras.

De acuerdo al reporte de Telenoticias, la solución que ha dado la población es hundirlas, para convertirlas en museo coralino, pues representan un grave peligro para el ecosistema marino ya que aún tienen aceite en sus motores.

Te puede interesar: Médicos de Honduras podrían ir a paro nacional

Sin embargo, la Marina Mercante se ha negado a mover estas embarcaciones, mientras que la OABI nunca dio una respuesta.

https://youtu.be/2Pr5KNP-ado

Además, el deterioro de estas embarcaciones se traduce en pérdidas millonarias para el Estado de Honduras, pues el mal estado en que se encuentran ha devaluado su valor.

Te puede interesar: Derrame de aceite de embarcación que administra la OABI podría contaminar arrecifes en Roatán