La escasez de agua que afecta la capital de Honduras tendrá su impacto en la industria de la construcción, que verá mermada su actividad en un 50 por ciento en los primeros meses del 2020.

Con ello habrá a su vez una baja en la generación de empleo, según autoridades, porque el Servicio Autónomo Nacional de Acueductos y Alcantarillados (SANAA) decidió que no distribuirá cisternas para este rubro al priorizar el consumo humano.

Van haber obras que no podrán tener acceso al volumen de líquido que necesitan, van a tener reducido su ritmo y obviamente el tiempo de construcción se va aumentar”.

Silvio Larios, director de la Cámara Hondureña de la Industria de la Construcción (Chico).

Restricciones

Carlos Hernández, jefe de la división metropolitana del SANAA, reiteró que el uso de agua potable no se distribuirá para la construcción.

Ellos tendrán que ver que hacen.

Carlos Hernández.
https://youtu.be/AToG9nux91c

Te puede interesar: Estos son los horarios de distribución de agua potable en el Distrito Central del 10 al 15 de enero