La economía centroamericana no deja de avanzar mes a mes y se estima que, aunque los crecimientos para 2020 serán lentos, irán seguros al alza.

En el caso de Honduras, se espera un crecimiento entre 3.5% y 4%; según fuentes del Banco Central de Honduras.

Un sector importante en ese engranaje económico es el sector alimenticio, el cual, según estimaciones de entes económicos de la región, se encuentra hasta en un 49% de participación en la actualidad.

De hecho, muchas empresas nacidas en los países centroamericanos han hecho de las franquicias un importante motor económico para los países de la región.

El 80 por ciento de estas, operan con marcas extranjeras y el restante con marcas locales que han logrado escalar en al menos tres de los seis países centroamericanos con mayor movimiento comercial.

En Honduras, INTUR es uno de esos ejemplos, al contar con una experiencia de casi 30 años ya en el rubro, lo que le ha permitido llegar a tres países al tener presencia en Guatemala y Costa Rica.

Fundada en 1990 en Tegucigalpa con un primer restaurante Burger King, INTUR tiene 258 puntos de ventas de su portafolio de marcas en la región.

"Para el 2020 seguiremos apostándole al crecimiento económico de Honduras generando más fuentes de empleo directo e indirectos, con nuevos proyectos, aperturas y remodelaciones a nivel nacional", indicó INTUR en un comunicado.

Solidez y fortaleza

El aporte económico y social de las franquicias de comida en cada país centroamericano deja una importante fuente de empleos, lo que conlleva a ingresos fijos, seguridad en la inversión a cada país y por ende una reducción en la tasa de desempleos.

Se estima que cada grupo de marcas de alimentos en la región, podría generar de 2 mil 500 a 5 mil empleos, según la cantidad de marcas que integren su portafolio.

Volvemos al caso de INTUR, que solo en Honduras genera más de 3 mil empleos directos y 15 mil indirectos, estos últimos mediante una cadena que nace desde la producción, la distribución y la venta final en cada restaurante.

Al gobierno de Honduras, esto le representa ingresos por contribuciones por más de 461 millones de lempiras cada año.

En la actualidad son nueve marcas las que se integran dentro del cono corporativo de INTUR con marcas líderes a nivel mundial como Burger King, Little Caesars, Church´s, Popeyes, Dunkin´, Baskin Robbins, Pollo Campero, Chili´s y Circle K.

El mercado de franquicias regionales representa el 18% del total de empresas en Centroamérica, según el Centro Nacional de Franquicias (Cenaf) en Costa Rica, que además le otorgó un punto de solidez a las operaciones de INTUR.

Según la revista Forbes, hay 957 franquicias en Centroamérica, que en su conjunto le hace competir con economías como la de México (1300), Brasil (671) y Colombia (434).

"Somos conscientes de la responsabilidad que conlleva el tamaño de nuestra operación, por ello estamos comprometidos con ejercer un liderazgo responsable", resume INTUR al respecto de la operación de sus marcas en Honduras, Guatemala y Costa Rica.

Además: Inclusión como cultura de trabajo, el factor determinante en las empresas de éxito