Glenda Sierra, madre del pequeño guerrero, explicó que, cuando cumplió su primer año, fue notorio que no hablaba ni caminaba, pero ahora ya dice algunas palabras y da sus propios pasos gracias a Dios y a los doctores de la Teletón. 'Ahí vamos adelante, me siento muy feliz en la Teletón con mi hijo', expresó la progenitora de Ángel David, quien visita las instalaciones de la fundación cada 15 días.