El menor manejó una cebolla a base de pólvora, lo que resultó en graves consecuencias en su extremidad superior, llevándolo a la amputación de su mano.