El norte de Honduras está bajo alerta roja por la crecida de los ríos Ulúa y Chamelecón. Pobladores que habitan las zonas aledañas al Ulúa están en zozobra y se desvelan vigilando: "No hemos dormido, tenemos miedo de una llena en la noche". Hasta este sábado se reportan más de 20 comunidades afectadas por crecida del río Ulúa en El Progreso, Yoro.