Las renuncias a los cargos públicos, las alianzas entre los distintos políticos o las emergentes cuentas falsas en redes sociales solo anuncian lo próximo que están los hondureños a someterse a un nuevo proceso electoral.

Pese a que actualmente se trabaja en las reformas electorales, las llagas de las elecciones de 2017 siguen marcadas entre los hondureños tras la crisis que se generó después de los comicios que, según defensores de derechos humanos, dejó al menos 30 personas muertas.

En ese sentido, el analista político Julio Navarro ha detallado sobre algunas de las medidas que se deben tomar en cuenta para evitar que se repita el escenario.

Para Navarro son tres los puntos torales que se deben tener en cuenta, el primero es la “composición de mesas electorales”, que es importante definir si “todos van a tener representantes o si solo van a tener de representantes los tres partidos mayoritarios de las últimas elecciones”.

Lea también: Bases del Partido Liberal apoyan precandidatura presidencial de Carlos Flores

También, Navarro sugiere que para la misma composición los suplentes sean dos o tres de los partidos emergentes, con el fin de evitar acusaciones de fraudes, porque cada mesa contará con un “presidente, secretario y escrutador”.

Lea también: Presidente del COHEP: Siempre estuvimos en contra de la reelección

Del mismo modo afirma que se debe ver cuánto es el presupuesto que se le va a dar a cada partido político, considerando el hecho que actualmente son 11 los inscritos y nueve todavía en gestión.

Para el también catedrático universitario, el tercer punto es el "procesamiento de datos, si va a ser departamental, municipal o nacional", explica el analista.

"Esos son los grandes puntos de controversia en el nuevo dictamen", puntualizó Navarro.

https://www.youtube.com/watch?v=Zc8IBW1mlb8

Lea también: Juan Orlando no está buscando ni constituyente ni reelección, asegura Marvin Ponce