El Consejo Nacional Electoral (CNE) debe garantizar en las próximas elecciones generales del 28 de noviembre (28.11.2021), el derecho al voto a todos los hondureños sin excepción; priorizando a los adultos mayores y las personas con discapacidad.

En ese sentido, la Ley Electoral aprobada en mayo de 2021 por el Congreso Nacional establece en el artículo 64 el respeto de los derechos de las personas con discapacidad y la inclusión de los adultos mayores.

Por ende, se deben asegurar los derechos garantizados en la Ley De Equidad y Desarrollo Integral para las Personas con Discapacidad aprobada en el Congreso Nacional en el año 2005.

Sin embargo, según se conoció que no hay un reglamento aprobado por el CNE, que de una pauta a seguir para tratar a las personas con discapacidad y los adultos mayores el día de la contienda electoral.

Derechos de las personas con discapacidad

  • Acceso universal en igualdad de oportunidades a las personas con discapacidad.
  • Los que asistan a las personas con discapacidad en la habilitación y rehabilitación deberán contar con todos los servicios de apoyo y ayudas técnicas necesarias.
  • Todas las instituciones públicas y privadas, están obligadas a proporcionar información actualizada, veraz, comprensible y accesible en referencia a la discapacidad y servicios que prestan.
  • No se debe utilizar la imagen de las personas con discapacidad con fines comerciales, políticos o de otra índole sin su consentimiento.
  • .Todos los miembros de la familia, deben coadyuvar a que sus integrantes con discapacidad, tengan un ambiente familiar idóneo para desarrollarse plenamente y poder integrarse con dignidad a la sociedad.

De igual forma se deben respetar los derechos de los adultos mayores garantizados en la Ley Integral de Protección al Adulto Mayor y Jubilado.

Derechos de las adultos mayores

  • Tener acceso a los servicios públicos de promoción, prevención, tratamiento y rehabilitación.
  • Ser siempre tratado con respeto y con la dignidad que merecen por su mera condición de persona.
  • No ser discriminado y no ser calificado como enfermo por su condición de adulto mayor o jubilado.
  • Ser respetado en su privacidad y a conservar la sanidad de su cuerpo y la atención de sus temores.
  • Tener acceso a los medios informativos para que a través de ellos se difundan sus derechos y deberes.

Según el Instituto Nacional de Estadística, en 2020 Honduras tenía alrededor de 9 millones 498 mil habitantes; de estos el 8.5% son adultos mayores, es decir 797,166. Mientras que el número de personas con discapacidad asciende a más de 381,287.

También le puede interesar: Guía electoral: ¿En qué consistirá el registro de huella digital que se usará en las elecciones de Honduras?