Un fuerte debate se dio el miércoles entre los diputados Jorge Cálix y Antonio Rivera Callejas respecto al manejo de la pandemia de covid-19 en Honduras, con compras de emergencia de insumos y equipos por parte de la empresa Inversión Estratégica de Honduras (Invest-H) supuestamente bajo procesos irregulares, lo que investiga el Ministerio Público.

Los congresistas y el político liberal, Arístides Mejía participaron en el programa Frente a Frente para tratar el tema de las próximas elecciones, y también hablaron sobre la situación sanitaria, particularmente sobre la asignación de 48 millones de dólares para comprar siete hospitales móviles a una empresa turca a través de Invest-H, durante la dirección ejecutiva de Marco Bográn.

Vea: Toño Rivera se refiere a los actos de corrupción durante la pandemia en Honduras y sorprende a Jorge Cálix

Debate sobre manejo de fondos

Toño Rivera consideró que el Ministerio Público debe presentar requerimientos fiscales contra aquellas personas que se han aprovechado y malversado dinero de la pandemia, a lo que Arístides Mejía le indicó que la responsabilidad política la tiene el presidente Juan Orlando Hernández.

Seguido entró Jorge Cálix, quien le dijo a Rivera que "no defienda lo indefendible", asegurando que desde el más alto nivel gubernamental tienen que ver en el problema y que del Banco Central se sacaron 48 millones de dólares sin contrato ni garantía de cumplimiento de los hospitales móviles.

También: Hospitales móviles son un 'dolor de cabeza', afirma Salud; no hay evidencia de ellos en Turquía, revela Transparencia Internacional

El presidente del Banco Central de Honduras, Wilfredo Cerrato, "ha de haber llamado a Juan Orlando Hernández o a alguien de Casa Presidencial y le dijeron, sí hombre, no te preocupes que el hombre (Marco Bográn) está actuado bajo nuestro lineamiento".

"Discúlpeme don Wilfredo Cerrato, si es cierto lo que dice, usted es una persona altamente incompetente, no debería estar al mando de la institución bancaria del Estado", manifestó Cálix, ante lo que habría referido el presidente del Banco Central que solo verificó firmas de personas autorizadas para retirar los 48 millones de dólares.

https://youtu.be/pq9SBQbUn4M

Organizaciones de sociedad civil han denunciado presunta corrupción en la compra de siete hospitales móviles, en Turquía, por los que se han pagado cerca de 48 millones de dólares (unos 1,200 millones de dólares) y de los que solamente dos han llegado al país. Los cinco restantes vendrían hasta finales de septiembre, según lo aseguró el proveedor a Invest-H.

Le puede interesar: TSC encuentra indicios de responsabilidad penal en compra de hospitales móviles; CNA cuestiona 'supuesto informe'