Este año político dejó grandes lecciones que deben servir para los próximos procesos
electorales, según analistas.

El analista y sociólogo Julio Navarro, consideró que la mayor lección fue darse cuenta que había que darle certidumbre a la población, tomando en cuenta que las primarias no habían generado suficiente confianza.

"No ha existido una ley (electoral) creíble y aceptable por todas las partes. Debe haber una ley que recoja todas las dificultades que hemos tenido para poderlas superar y no estemos a cada momento remendándola para ajustarla a los intereses particulares",
señaló.

En ese orden, Navarro agregó que debe respetarse la autonomía del Consejo Nacional Electoral (CNE). “Eso es fundamental”. El gran reto versa también en cambiar el modelo de gestión de las Juntas Receptoras de Votos (JRV) (antes mesas electorales),
ya que después de 41 años se ha visto colapsado. "Es evidente que la administración de las juntas no debe estar en manos de los partidos políticos, sino que debe buscarse otro mecanismo consensuado para eliminar cualquier sospecha de manipulación".

A pesar de todos los eventos adversos, el sociólogo reconoció que las pasadas elecciones generales fueron un verdadero ejemplo de democracia y que la forma en que se desencadenó el resultado permitió que el hondureño se volviera a "enamorar"
del proceso. “El hondureño se ha vuelto a encantar de las elecciones. A partir del 2005 comenzó a desencantarse y había mucha apatía de los jóvenes. Hoy el proceso electoral está rebosante y creo que eso hay que cultivarlo. No hay que perderlo, sino rescatarlo a través de la transparencia electoral”.

Lea esta noticia en nuestra versión PDF:

Lea: CNE inicia corrección de votos en actas que presentaron inconsistencias | Tu Nota

Mucho por hacer

Por su parte, el analista Roberto Lagos es del criterio que en el año político hay mucho por rescatar, pero aún hay bastante por mejorar de cara un próximo proceso electoral.

“Nos deja un mensaje positivo. En el día de las elecciones, la participación fue muy positiva. Fue a votar casi el 70% del censo electoral y eso provoca, en primer lugar, credibilidad al proceso", apuntó Lagos.

Dentro de ese contexto, mencionó que el CNE mejoró en ciertas áreas que en el pasado habían sido cuestionadas, pero que aún queda debiendo una reforma más profunda sobre el tema electoral.

Entre los temas que se deberán incluir a futuro figuran la ciudanización de las mesas, "porque aún quedan muchas dudas respecto de los resultados en diputados”, a manera de ejemplo.

El entrevistado admitió que el comportamiento y aceptación del votante en el proceso electoral fue positivo y notorio.

A nivel presidencial se dejó un mensaje contundente: la mayoría de la población lo tomó como una fiesta cívica y lo demostró con su nivel de participación.

El llamado de Roberto Lagos es mejorar para un próximo proceso electoral, especialmente en la trasmisión de datos. "Si ahorita con el TREP se pudo transmitir una buena cantidad de las actas, pues que en el próximo se pueda tener transmisión de todas las Juntas Receptoras de los municipios”, concluyó.

Lea: Viralizan fotos de Xiomara Castro repartiendo comida durante convivio navideño en Olancho | Tu Nota