Las valoraciones de que el Partido Liberal de Honduras ha perdido su fuerza electoral desde la crisis política de 2009, es la teoría más pregonada en el ruedo político de Honduras. ¿Qué tiene de cierto esto?

Para ello, en entrevista exclusiva a tunota.com, el último presidenciable de este partido, Luis Zelaya, argumentó que la institución rojiblanca no está muerta, si no "en un momento de renovación”.

“De nadie es desconocido que el partido en 2009 se partió”, aceptó Zelaya acerca de la cuna de la división entre los liberales.

“Esa línea izquierda del partido se junta con una izquierda radical y forma Libre (Libertad y Refundación) y el partido (Liberal) queda partido”.

Lea también: Liberalismo en Honduras cumple 129 años de su fundación y sus militantes proclaman la unidad del mismo

Previo a esa división, el presidente del Consejo Central Ejecutivo del Partido Liberal (CCEPL) describe a la entidad política como “social, demócrata, progresista” y que actualmente están en un momento de “renovación e innovación” para que “vuelva a esas raíces”.

“Hay un sector del partido más conservador a fin al partido del gobierno (Partido Nacional) acostumbrado a pactar con ellos”, ese es un lado, al cual llama “el lado oscuro”, por otro lado, está el “sector que no comulgamos con ellos”.

¿Partido muerto?

La división entre los integrantes del partido rojo blanco rojo ha hecho que analistas cataloguen el partido como “muerto”, sin embargo, Zelaya tiene una postura ante ello.

“Yo no sé cómo dicen que el Partido Liberal está muerto si hay un montón de vivos detrás de la candidatura”.

"Hay un montón de vivos detrás de la candidatura en el Partido Liberal"

Luis Zelaya

Lea también: Liberales evaluarán unirse a una coalición de oposición para las elecciones del 2021