Las elecciones primarias de Honduras contarán con más de 2 mil observadores, entre nacionales y extranjeros, confirmó a tunota el Consejo Nacional Electoral (CNE).

"Los observadores estarán en los 18 departamentos, hoy se encuentran 2 mil registrados, pero se siguen recibiendo solicitudes", dijo a tunota Bladimir Bastida, coordinador del Proyecto de Observación Electoral del CNE.

Estos veedores serán los encargados constatar que el proceso electoral que se realizará el 14 de marzo se desarrolle de acuerdo la Ley Electoral y de las Organizaciones Políticas y otras disposiciones del organismo electoral.

Las atribuciones de los garantes están establecidas en el Reglamento de Observación y Acompañamiento para el Proceso de Elecciones Primarias 2021 que el CNE aprobó en enero pasado.

Esta normativa establece tres tipos observadores: los nacionales, los internacionales y los que realicen funciones de acompañamiento.

En estas elecciones primarias participarán unos 5 mil precandidatos de los partidos Nacional, Liberal y Libertad y Refundación para los niveles presidencial, diputados al Congreso Nacional y de alcaldes.

Te puede interesar: Políticos hondureños cierran campaña de elecciones primarias en medio de la pandemia y con incertidumbre

De la contienda, para la cual están habilitados 4.8 millones de electores, saldrán los candidatos que se enfrentarán en las elecciones generales del 28 de noviembre.

Estas elecciones han estado marcadas por una víspera llena de controversias por algunas decisiones del Consejo Nacional Electoral que han puesto en duda la transparencia de los comicios, según algunos críticos y que hace más relevante la participación de los observadores.

En estas elecciones, por ejemplo, no se utilizará el Sistema de Transmisión de Resultados Electorales Preliminares porque ninguna de las dos empresas que presentó ofertas en la licitación llenó los requisitos.

Lo anterior implica que el CNE no brindará una tendencia de resultados el día de la elección, sino que proporcionará los datos oficiales y finales dentro de 30 días después de las votaciones, como lo establece la Ley Electoral.

La falta de este mecanismo de divulgación ha generado un manto de dudas sobre la transparencia del proceso, de acuerdo a los analistas.

De igual manera, los concejales se vieron enfrentados en la decisión de colocar los nombres en las credenciales de los representantes de los partidos que estarán en las Mesas Electorales Receptoras.

Finalmente, y tras varios días de discusiones, se determinó que el partido Libertad y Refundación y el Partido Liberal recibieran las identificaciones con el nombre, mientras que los nacionalistas en blanco, ya que estos últimos colocarán los datos de sus delegados en las mesas el día de la elección.

El otorgamiento de las credenciales sin nombre ha sido considerado un mecanismo de tráfico del mismo.

4.8 millones de electores están habilitados para votar en las elecciones primarias en Honduras. Foto: Criterio.

¿Qué hace un observador?

Según el reglamento de observadores, esta figura se encargará de ver en cada centro electoral el desarrollo del proceso desde la apertura de la jornada electoral hasta el escrutinio y transmisión de resultados.

De igual manera, deberá de poner en conocimiento del Consejo Nacional Electoral, cualquier anomalía que adviertan durante el desarrollo del proceso.

Para que un observador pueda ingresar a un centro de votación tendrá que estar debidamente identificado con una acreditación que emita el CNE.

¿Qué no pude hacer el observador?

Hacer proselitismo de cualquier tipo o manifestarse a favor o en contra de un movimiento, partido político, candidato o participar en actos proselitistas.

Dar a conocer a personas privadamente o transmitir de manera pública por cualquier medio de comunicación social, cifras de los resultados electorales, así como evitar y obstruir el proceso electoral primario.

Las elecciones que se desarrollarán el próximo domingo son de partidos, es decir un proceso en el que los institutos políticos eligen candidatos y autoridades internas.

Entre los observadores nacionales se encuentran delegados del Foro Social de la Deuda Externa y Desarrollo de Honduras, la Asociación por una Sociedad más Justa, el Instituto de Acceso de información Pública, el Colegio de Abogados de Honduras y el Colegio Médico de Honduras, según Bladimir Bastida

De igual manera, representantes del cuerpo diplomático, organizaciones de derechos humanos y otros de la sociedad civil harán observación.

Te puede interesar: Consejo Electoral aprueba uso de cuadernillo en elecciones para que voten excluidos del Censo

El asesor jurídico de la ASJ, Rafel Jerez, indicó que la labor de observación que harán se centrará en el escrutinio en el nivel presidencial en El Progreso (Yoro), el Distrito Central (Francisco Morazán), Juticalpa (La Ceiba), Santa Rosa de Copán (Copán).

Para esa función, esa institución contará con unos 90 observadores, indicó Jerez.

“En el nivel presidencial es en donde uno puede comprobar la recepción del número de papeletas totales, no utilizadas, votos válidos, nulos y la integración de las mesas al momento del escrutinio si hay una presentación de todos los partidos”, expresó el profesional del derecho.

Esta observación debe ser tomada como una fuente de lecciones aprendidas para que algunos errores que se comentan no ocurran en las votaciones generales, consideró.

Por su parte, el presidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada, Juan Carlos Sikaffy, dijo en conferencia de prensa que contarán con 150 observadores, pero que también contratarán a una compañía especializada en esa función.

Mientras, la jefa de la Unidad de Veeduría Social del Consejo Nacional Electoral, Scarleth Mallorquín resaltó que esa entidad ha llevado a cabo talleres para capacitar a jóvenes en sobre las reglas de juego que rigen el proceso electoral, con el fin que tengan las herramientas para que puedan hacer observación.

Las elecciones primarias en Honduras se realizarán en medio de la pandemia del covid-19, lo que podría generar un mayor abstencionismo.

Acciones de veeduría que pueden hacer los observadores:

  • Arribo del material electoral.
  • Integración de la Mesa Electoral Receptora (MER).
  • Inicio del proceso de votación.
  • Desarrollo de la votación.
  • Cierre de la votación.
  • Escrutinio público.
  • Elaboración del Acta de Cierre y Certificación de Resultados.
  • Transmisión y divulgación de resultados.
  • Devolución del material electoral.
  • Participarán en sesiones informativas internas y/o Partidos Políticos según lo agendado por el CNE.

Prohibiciones para los observadores electorales:

  • Exteriorizar expresiones ofensivas o difamatorias contra las instituciones, autoridades electorales, partidos políticos, candidatos a cargos de elección popular y del proceso electoral.
  • Hacer proselitismo de cualquier tipo o manifestarse a favor o en contra de un movimiento, partido político, candidato o participar en actos proselitistas.
  • Dar a conocer a personas privadamente o transmitir de manera pública por cualquier medio de comunicación social, cifras de los resultados electorales.
  • Evitar y obstruir el proceso electoral primario.
  • Formular comentarios personales acerca de sus observaciones o conclusiones a los medios de comunicación o al público en general antes de que la misión de observadores presente su informe final.
  • Hacer proselitismo y beligerancia política.
  • Transmitir o difundir resultados del proceso electoral observado.
  • Solicitar documentos oficiales a los miembros de las MER.
  • La injerencia en los asuntos políticos electorales del Estado.
  • Portar cualquier tipo de vestimenta o identificación partidaria durante la actividad de observación electoral.
  • Asumir actitudes de autoridad electoral con pretensión de suplantarla.