El anuncio de los denominados diputados 'Calixtos' del Partido Libertad y Refundación (Libre), que apoyan al precandidato presidencial, Jorge Cálix, de desmarcarse de la línea partidaria, dificultará al oficialismo alcanzar consensos en el Congreso Nacional (CN), aseguran expertos.

El analista político, Olban Valladares, ve con buenos ojos que esta fracción de congresistas afines a Cálix, se revele a las autoridades de ese instituto político.

"Es correcta siempre y cuando se esté adoptando con base en los intereses del país, no de Libre ni de José Manuel Zelaya; si no que responda a los intereses del pueblo", apuntó Valladares.

Además, consideró que el escenario de Libre en el CN comienza a complicarse, ya que con esta decisión de los diputados 'Calixtos', como se les conoce popular, ese instituto político pierde el apoyo de unos 10 congresistas, de los 50 que logró en las elecciones pasadas.

"Obviamente lo debilita enormemente, pero también hay que poner atención a las argucias que se han empleado últimamente en el Congreso. Por ejemplo, la sustitución de diputados propietarios por sus suplentes", señaló.

Diputados 'Calixtos' aseguran 'no serán borregos'

Las últimas decisiones como el nombramiento de una Comisión Permanente al margen de la ley y ataques contra el proyecto político de Jorge Cálix, orillaron a este grupo de diputados a divorciarse con el oficialismo.

"Tomamos la determinación de seguir todo lo que sea de beneficio para el pueblo hondureño. Vamos acompañar los proyectos que sean de beneficio al pueblo hondureño, no vamos a seguir siendo borregos", dijo el diputado de Libre, Denis Chirinos.

Entre tanto, el congresista Netzer Mejía, afirma que son pocos los diputados de Libre que apoyan la línea de Cálix. Al mismo tiempo, reconoció que siempre les toca negociar con ellos en cada votación en el CN.

"Jorge -Cálix- nos demuestra que tiene intenciones diferentes -a las del Gobierno- y que las ansias del poder lo ha absorbido", manifestó Mejía.