Desde el cuarto de Kimberly Gisselle Navarro Ávila, a través de noticieros Hoy Mismo Estelar, doña Maritza Ávila expresó el calvario que están viviendo.

Fue el pasado 5 de febrero que la joven de 20 años salió de su casa para impartir un reforzamiento a una de sus alumnos en la escuela Ebenezer en el sector Rivera Hernández, San Pedro Sula, Cortés.

Sin embargo, la maestra culminó sus labores en horas del mediodía y desde ese momento no se volvió a tener comunicación con ella, generando la desesperación en su familia.

Es por eso que han comenzado una campaña a través de redes sociales, poniendo a disposición los números 9855-9892, 9752-3799 y 98952388, para cualquier información.

Cartel de 'se busca' compartido en redes sociales.

Asimismo, la madre desconoce si su hija tenía una relación amorosa en secreto, pero, de ser así, espera que ella se comunique para poder estar tranquila.

"Hija, yo solamente quiero que nos digas que estas bien, que nos saques de esta angustia a tu abuela y a mí, no nos importa donde y con quien estés, solo quiero que nos avises", pidió.

Al momento de su desaparición, Kimberly vestía un jean azul con rallas rojas, una camina negra con mangas grises y tenis blancos, indicó su madre.

LEA TAMBIÉN: 'Dios sabe porqué hace las cosas': consternación por asesinato de chef en SPS