Según el último informe presentado por la oficina del Juzgado de la Policía Municipal, más de 15 denuncias por mordidas de perro se registran en lo que va del año en el municipio del Distrito Central, Francisco Morazán, zona centro de Honduras.

Sin embargo, se reportó una baja significativa en las denuncias en comparación al 2023 en el que se reportaban aproximadamente unas tres denuncias por semana, según Daniel Moya, director de Justicia Municipal en conversación con El Heraldo.

En ese sentido, Moya indicó que esta baja se debe ''al buen trabajo que se ha hecho desde el departamento'' con las sanciones impuestas por permitir vagancia y contra el maltrato animal.

Por otra parte, el funcionario municipal agregó que el 90 por ciento de las incidencias denunciadas por ataques caninos se lograron sancionar de acuerdo a la ley al igual que la cobertura económica por los daños de la mordedura sufridos por las víctimas.

Costos

Según Moya, los gastos por mordeduras de perro tienen una variación dependiendo la gravedad, sin embargo, indicó que el costo mínimo ronda entre 8 mil hasta 50 mil lempiras en los que también van incluidos tratamientos antibióticos e incapacidades.

Asimismo, respecto a las sanciones económicas por vagancia o maltrato animal ascienden hasta en 5 mil lempiras en la ciudad capital.

Rabia

Una de las enfermedades que más que más aqueja en los caninos en la rabia, que es una zoonosis viral y es causada por un virus de ARN lineal monocatenario.

Esta peligrosa enfermedad afecta principalmente a mamíferos, incluidos los seres humanos, y ataca el sistema nervioso central, lo que puede resultar fatal si no se trata con prontitud.

La variante canina de la rabia es una infección viral altamente contagiosa que se transmite a través de la saliva de animales infectados o mediante contacto con una herida abierta.

Debido al riesgo significativo de contagio, es esencial buscar asistencia veterinaria de inmediato ante cualquier sospecha de exposición a la rabia.

Contagio de rabia

El 99% de los casos de rabia en humanos se originan a partir de mordeduras de perros infectados, lo que subraya la importancia crucial de vacunar a estos animales contra esta enfermedad.

En caso de sufrir una mordedura de un perro, es imprescindible buscar atención médica de inmediato para activar el protocolo adecuado.

La exposición a la rabia en humanos es una seria amenaza si el animal que provocó la  mordedura está infectado.

Por lo tanto, después del incidente, es fundamental lavar la herida con agua y jabón y dirigirse lo antes posible a un centro médico para recibir la vacuna antirrábica.

Cuando la mordedura proviene de un perro abandonado, es crucial informar a las autoridades competentes para que realicen una evaluación clínica y tomen las medidas necesarias para prevenir la propagación de la enfermedad.

TAMBIÉN LEA: Operación 'El Patriarca': Desarticulan estructura traficante de toneladas de cocaína