El comisionado especial noroccidental de la Secretaría de Gestión del Riesgo y Contingencias Nacionales (Copeco), Jaime Omar Silva, hizo un llamado el sábado (21.11.2020) a los pobladores de las zonas afectadas por Eta e Iota en el Valle de Sula para que permanezcan en los albergues, pues aún hay alerta de lluvias, que provocarían nuevos desbordamientos en los ríos Ulúa y Chamelecón.

De acuerdo con el experto, las zonas inundadas a causa del devastador paso de la depresión tropical Eta y de la tormenta Iota siguen bajo riesgo inminente, pues aún no se ha drenado el agua que las cubrió casi por completo desde hace casi tres semanas, lo que las vuelve vulnerables a nuevas inundaciones.

Temas relacionados

Los hondureños afectados por las lluvias que lograron salvar su vida, ahora también luchan contra pandemia del covid-19. Foto: Reuters.

En ese sentido, Silva manifestó que hay algunas personas que permanecen en los albergues habilitados para proteger a los damnificados de las zonas más afectadas de norte del país, pero algunos han regresado a limpiar los escombros de sus viviendas en municipios que permanecen bajo el agua, como La Lima, Cortés.

"No queremos alarmar, pero sí queremos prevenir para salvaguardar la vida de cada uno de ustedes; queremos que por favor sigan en los albergues, que si retornaron a sus casas hoy para la limpieza, por favor vuelvan a retornar a los albergues o con algún familiar", dijo el comisionado, quien afirmó que la alerta se emite en el marco de la vaguada pronosticada para el domingo y lunes.

https://twitter.com/HondurasCopeco/status/1330295151630168065

Vea: Estas carreteras de Honduras continúan inhabilitadas tras el paso de Eta e Iota, conoce cuáles son

Esta petición por parte de Copeco se emitió para prevenir más desastres en la zona norte, pues mediante un boletín se informó a la población de 48 horas de lluvia constante por una vaguada formada en el noroccidente de Honduras, lo que provocaría crecida en caudales de los ríos Ulúa y Chamelecón, que cruzan por el Valle de Sula.

Según experto, el agua acumulada que dejen los dos días de lluvia provocará un aumento en los niveles de los ríos y quebradas tributarios a ambos ríos y el aumento de los caudales podría ser una tercera parte de la registrada con Iota.

Secuelas y acumulación de agua por el paso de Iota en Cortés. Foto: EFE.

Recuperación

Hasta esta semana, el gobierno de Honduras reportó unas 55 mil 435 personas en 535 refugios en todo Honduras, con la mayoría en el Valle de Sula y, según una estimación realizada por economistas, el país podría necesitar hasta unos 5 mil millones de dólares para una reconstrucción de daños y recuperación total en el sector productivo del país.

El encargado del Centro de Operaciones de Emergencia Nacional del Centro de Estudios Atmosféricos, Oceanográficos y Sísmicos (Cenaos) de Copeco, Pedro Barahona explicó el domingo (22.11.2020) a HRN que más de 3 millones de hondureños fueron impactados indirectamente, donde 800 mil fueron afectados y unos 14 mil permanecen desaparecidos.

Barahona agregó que a nivel nacional hay unos 970 albergues con más de 88 mil personas refugiadas, pues muchas de las zonas afectadas aún continúan bajo riesgo.

Puede interesarle: Además de la devastación, Eta e Iota dejarán una proliferación de enfermedades agudas en Honduras, advierten expertos