Una joven intentó migrar a Estados Unidos por falta de oportunidades en Honduras, sin embargo, fue retornada del país norteamericano y ahora se convirtió en una enfermera auxiliar, siendo un ejemplo de perseverancia.

Aida Aracely Márquez fue deportada cuando intentaba llegar al país norteamericano junto a su padre.

La joven considera que su pasión es ayudar a los niños y al prójimo. Ella recientemente obtuvo el título de enfermera auxiliar, carrera que logró terminar gracias a una beca que le proporcionó la Comisión de Acción Social Menonita.

Lea también: Albañil hondureño nunca dejó de esforzarse y soñar hasta lograr ser ingeniero

"Logré graduarme, gracias a Dios una meta más. Quiero agradecerla a la fundación por la ayuda y apoyo que me han brindado para poder graduarme", expresó.

Actualmente la joven se encuentra realizando la práctica profesional en un centro de salud de Choloma en Cortés, al norte de Honduras y está a la espera de una oportunidad de trabajo.

Además, comentó que desea continuar con sus estudios universitarios y en un futuro convertirse en una veterinaria.

https://youtu.be/ts4s4RV1-qs

Vea: Hondureña pasó de ser aseadora de un aeropuerto en España a convertirse en azafata