"Uno es profeta en su propia tierra", fueron las primeras palabras de Marta Vásquez, una hondureña veterana de guerra de la Armada de Estados Unidos y que ahora lucha contra el hambre de los inmigrantes en tiempos de pandemia.

Marta, originaria de San Pedro Sula, Cortés, norte de Honduras, en una entrevista a tunota.com, relató que ella salió de Honduras cuando tenía 17 años de edad en 1992, embarazada y con su hija de apenas tres años entre sus brazos.

Temas relacionados

"Salí de Honduras, llegué la frontera de Nogales, por ahí crucé, me detuvieron con mi hija de tres años y seis meses de embarazo", han pasado 28 años de aquel momento, cuando era madre soltera.

Lea también: Hondureña en España se gana la vida como albañil y los fines de semana cuida a personas mayores, su labor es admirada por muchos

Su sueño siempre fue formar parte del Ejército estadounidense, proceso que llevó más de 15 años, pero que luchó hasta poder alcanzarlo. "Cuando me detuvieron me preguntaron a qué iba a los Estados Unidos, les dije 'yo quiero entrar al Ejército', unos me miraron con lástima y otros se rieron", comentó.

Marta fue inspirada por la base militar de estadounidense en Honduras asentada en Palmerola, Comayagua. "Siempre en desastres naturales el Ejército de Estados Unidos responde y los admiraba, yo pensaba ¿qué se sentirá formar parte del Ejército más importante del mundo?", recordó.

18 años después, Marta Vásquez formó parte del Ejército en Estados Unidos

Fue en julio de 2008 que Vásquez recibió la notificación de que podía formar parte del Ejército la Armada en Estados Unidos, el sueño por el que había dejado Honduras.

"Tenía 33 años llegó la notificación que había recibido mi ciudadanía, entonces recordé que vine con una meta, entrar al Ejército de Estados Unidos y este era el último requisito que me falta", detalló Vásquez, quien ahora reside en Arizona.

Irak, Camp Basrah, haciendo tortillas con una señora de Comayagua que trabajó en Irak contratada por la base Soto Cano. "Como ella hay muchos hondureños de Comayagua que trabajaron con nosotros", comentó.

En aquel momento, sus familiares no asimilaron la noticia de que Marta aún tenía la intención de ingresar al Ejército, sin embargo, ella tenía como principal objetivo lograrlo, aunque lo dudaran.

La hondureña sirvió al ejército de Estados Unidos, en Corea del Sur, Alemania, Irak y diferentes países de América Latina. Foto: Cortesía tunota.com.

"El 20 de agosto de 2008 entro al Ejército (...) me decían que estaba loca, que era para gente inteligente y que no cualquiera entra ahí. Estás gorda, estás vieja, me dijeron de todo", detalló entre risas.

Tras pasar todos los entrenamientos, Marta Vásquez fue enviada a servir a Corea del Sur, donde vivió un año y en 2011 fue enviada a la guerra en Irak y estuvo en combates en territorio enemigo.

Marta Vásquez es abrazada por dos de sus hijos tras su regreso de la guerra en Irak. Foto: Cortesía/tunota.com.

Su lucha contra el hambre de los inmigrantes en tiempos de pandemia

Ante la pandemia provocada por el coronavirus, la veterana de guerra tomó la decisión de buscar ayudas que permitieran brindar alimentación a inmigrantes de diferentes nacionalidades, entre ellos compatriotas hondureños.

Vásquez comentó que "fuimos a una iglesia y preguntamos si tenían comida, les expliqué que yo no necesitaba, pero que conocía familias que se podían beneficiar. Después esa familia le dije a otra y así fue creciendo el proyecto".

Decenas de personas hacen fila para beneficiarse con los alimentos. Foto: Cortesía/tunota.com.

"La ayuda es de parte del gobierno estadounidense, pero nosotros recorremos diferentes zonas de Arizona, en busca de personas que necesitan ayuda y entregamos las cajas de alimentos", explicó.

https://www.facebook.com/univisionnoticias/videos/809007006129280/

Esta no es la primera vez que la ejemplar hondureña extiende su brazo de ayuda hacia los inmigrantes más necesitados, siendo incluso destacada por medios internacionales como Univisión.

Además: 'Pensé que el 2020 sería la oportunidad de mi vida'; hondureña en Chile pide ayuda para someterse a tratamiento contra el cáncer