Un joven originario de San Pedro Sula, Cortés, al norte de Honduras, decidió emprender para poder enfrentar su situación económica en medio de la emergencia sanitaria por el covid-19.

El universitario David Rolando Sosa pensó en los hondureños que son constantes en el entrenamiento físico y que por la pandemia del nuevo coronavirus ya no podían ir al gimnasio.

TAMBIÉN: ¡Sí se puede! Discapacitados se convierten en emprendedores en medio de la pandemia, Eta y Iota

Fue así que surgió su idea de hacer pesas y mancuernas artesanales, hechas con cemento, y las puso a la venta para que los sampedranos tuvieran el gimnasio en casa.

David Sosa cursó la carrera de agronomía administrativa en una universidad de la zona norte y ante la falta de capital para iniciar su emprendimiento, vendió su Nintendo, contó a Telenoticias de Televicentro.

TAMBIÉN: ¡Admirable! Un hondureño en silla de ruedas emprendió su negocio, 'Asados sobre ruedas'

Dependiendo de los pedidos, el joven contrata una o dos personas más para poder hacer las pesas caseras, pero su anhelo es encontrar un empleo estable para aliviar su economía.

https://youtu.be/jQp1u3KYCco