Tras la determinación de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) de repetir el juicio contra el joven Kevin Solórzano, el joven podrá defenderse en libertad, explicó a tunota.com el abogado penalista Marco Zelaya.

En ese sentido, lo que procede es "hacer el reenvío, remitirlo al Tribunal de Sentencia con instrucción de que sean otros jueces y otra sala que conozca de este caso", dijo Zelaya.

Además, agregó que "una vez recepcionan el expediente o petición de la defensa, se solicita que ya concluyó el tiempo para la realización del debate del juicio oral y público que es de dos años a dos años y medio, por lo que tendría que ser puesto en libertad".

Te puede interesar: Las inconsistencias en las declaraciones de la esposa e hijo de Edwin Eguigure, según defensa de Kevin Solórzano

En ese sentido, Solórzano se defenderá en libertad una vez se establezca una fecha para la repetición del juicio.

https://twitter.com/HoyMismoTSI/status/1379862689313398785

Solórzano permanece privado de su libertad en el Centro Penitenciario Nacional de Támara, Francisco Morazán, tras ser arrestado y acusado por el asesinato del exfiscal Edwin Eguigure y tentativa de homicidio contra María Auxiliadora Sierra, esposa de la víctima, hecho ocurrido en 2014.

La esperanza de Solórzano de recobrar su libertad resurgió luego que Sala de lo Penal declarara con lugar el recurso de casación por considerar que se quebrantó el estado material de inocencia, esto en agosto de 2020; no obstante, pasó al pleno porque la decisión no fue por unanimidad.

Inconsistencias en el testimonio

Por su parte, el abogado de Solórzano, Jair López, aseguró que la esposa del exfiscal María Auxiliadora Sierra dio una serie de declaraciones contradictorias durante la audiencia inicial y durante el juicio y por esa razón se resolvió a favor la casación en la Sala Penal.

Según López, María Auxiliadora, declaró que el día del asesinato de su esposo, fueron interceptados junto a sus dos hijos por tres hombres, uno de ellos la amenazó a ella y sus hijos (Kevin Solórzano, mientras otro amenazó a su esposo con un arma de fuego y el tercer vigilaba la escena.

Además, agregó que la persona que la amenazaba llevaba puesta una gorra y que con una mano se tapaba la boca, por lo que solo miró la forma de sus ojos.

En ese sentido, la jueza de sentencia que se opuso a la culpabilidad de Kevin Solórzano determinó que las declaraciones del testimonio no son confiables porque ella no tuvo la oportunidad de ver el rostro completo del agresor.

Vea: Esto recomienda Didadpol hacer con dos de los policías señalados en el caso Keyla Martínez