El caso de Kevin Solórzano ha vuelto a retumbar en Honduras, luego que la Sala de lo Penal de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) decidiera repetir el juicio en contra del exuniversitario quien purga una condena de 33 años de prisión por el asesinato del exfiscal Edwin Geovanny Eguigure en 2014.

La misma Sala de lo Penal absolvió de toda responsabilidad penal al acusado el 8 de octubre de 2020, tras haberse presentado un Recurso de Casación en febrero de 2018, y ese mismo recurso fue admitido por la CSJ a finales de 2020, tres años después de haber sido interpuesto por la defensa del exuniversitario.

Los abogados de Solórzano detallaron en el Recurso de Casación que se encontraron múltiples irregularidades en el proceso del juicio, uno de ellos es que el tribunal de sentencia se excedió totalmente en los plazos para la suspensión del juicio que debía desarrollarse entre los primeros 15 días, pero que este se retrasó casi cuatro meses.

Irregularidades

La parte defensora de Kevin argumentó que los testimonios que hundieron al acusado fueron "falsos y manipulados", pues según investigadores del caso, en las declaraciones de Jorge Félix Fuentes y Frankling Hernández Maradiaga -testigos-, ambos dijeron que tenían testimonios de informantes y otros testigos, pero los jueces desestimaron sus declaraciones al considerar que no estaban basadas en pruebas científicas.

Asimismo, el encargado de elaborar los retratos hablados de los dos sospechosos del crimen del exfiscal aseguró que ambos cumplían con las características proporcionadas por el hijo de la víctima, pero que no tenían aproximaciones con Kevin Solórzano.

Vea también: Las inconsistencias en las declaraciones de la esposa e hijo de Edwin Eguigure, según defensa de Kevin Solórzano

Retrato hablado de Kevin Solórzano, según testigos.

Según Jair López, abogado defensor de Kevin Solórzano, el tribunal de sentencia no tenía competencia para realizar el enjuiciamiento porque este "conoce de órganos de estructuras criminales organizadas que deben ser tres o más personas que se constituyan para cometer delitos y en este caso solo hay un acusado y en la manera que se refieren los hechos no hay una definición que se refiera a un grupo delictivo organizado".

López indicó que a Kevin se le denegó en la "audiencia de proposición de pruebas la posibilidad de incorporar elementos de pruebas legítimas que estaban en el expediente del Ministerio Público que eran decisivas para demostrar que las investigaciones apuntaban a otros culpables y el tribunal de sentencia no admitió esas pruebas".

Los jueces descartaron la mayoría de testimonios presentados por la defensa, por lo que decidieron no dar por válidos las declaraciones de la madre, la hermana y un amigo de Kevin Solórzano, amparados porqué tenían suficientes razones para declarar a favor suyo y tratar de sustraerlo de los hechos.

La madre y la hermana de Kevin, Ana Betty y Melisa Hernández, aseguraron que el exuniversitario estaba en su casa a la hora del hecho y que salieron de su casa juntos.

Pero el tribunal consideró que estas declaraciones fueron contradictorias, así como los testimonios de Luis Felipe Berríos, amigo de Kevin y Marleni Cáceres, una de sus vecinas.

Los testimonios que hundieron a Kevin

Los testigos presenciales del crimen ocurrido el 11 de noviembre de 2014 en la aldea El Chimbo, Francisco Morazán, fueron la esposa del ex fiscal Edwin Eguigure, María Auxiliadora Sierra, y su hijo menor de edad.

Los testimonios de ambos fueron las dos pruebas que el tribunal de sentencias consideró válidas para condenar a Kevin Solórzano por los delitos de asesinato y tentativa de asesinato, pese a que, según los abogados defensores, fueron falsos y manipulados, ya que en uno de los testimonios el hijo del fallecido se hizo pasar por un trabajador.

Cronología: Así comenzó el caso del universitario hondureño Kevin Solórzano, desde su captura hace seis años

https://youtu.be/sLIG8STcjRk

Absolución de Solórzano

Tras más tres años de haberse interpuesto el Recurso de Casación a favor de Kevin Solórzano, la Sala de lo Penal determinó absolver el 8 de octubre de 2020 de toda responsabilidad penal al acusado.

La Sala de lo Penal declaró con lugar el recurso de casación por considerar que se quebrantó el estado material de inocencia, esto en agosto de 2020; no obstante, pasó al pleno porque la decisión no fue por unanimidad.

La resolución de la Corte menciona que "se procede a dictar una sentencia absolutoria a favor de Kevin Joshua Solorzano Hernández como coautor responsable de un delito consumado de asesinato en perjuicio del señor Edwin Geovanny Eguigure Abdul y como coautor responsable de un delito de asesinato en su grado de ejecución de tentativa en perjuicio de la señora María Auxiliadora Sierra".

En ese sentido, la Sala de lo Penal admitió cuatro de los seis motivos expuestos en el Recurso de Casación, tres por quebrantamiento de precepto constitucional y tres por quebrantamiento de forma.

El Tribunal de Casación, como resultado del análisis, señaló que existen las "argumentaciones judiciales contrarias a los principios y reglas que componen la sana crítica como modelo de un correcto razonamiento humano, señalando concretamente los argumentos judiciales viciados", en el Recurso de Casación.

Por lo anterior, se determinó dejar con lugar el Recurso de Casación por Infracción de Precepto Constitucional en su primer motivo por violación al Estado Material de Inocencia interpuesto por la defensa de Solórzano.

Casi siete años después de estar privado de libertad, Solórzano se pondrá una vez más frente a la justicia hondureña luego que este miércoles (7.4.2021) la CSJ dictaminara repetir el juicio del exuniversitario.

https://twitter.com/PJdeHonduras/status/1379858828431343621

Además: Familia de Kevin Solórzano reacciona tras resolución de la CSJ de repetir el juicio: 'no podemos expresar la emoción'