Marina Rodríguez es una niña hondureña que se hizo viral en las redes sociales luego que trascendiera un vídeo en el que aparece repartiendo agua y comida a los damnificados por el paso de la tormenta tropical Iota en la zona norte del país.

Sin embargo, muchos desconocían que, la pequeña junto a su familia, también forman parte de los afectados y se encuentran en una improvisada casa de nailon en San Pedro Sula, Cortés.

Temas relacionados

Marina, nació sin sus extremidades superiores, sus pies incompletos y otras enfermedades producto de las malformaciones, según narró su madre Jazmín Rodríguez.

Lea también: Niña hondureña enternece las redes por su enorme corazón al brindar alimentos a los afectados por Iota

La familia se encuentra a la orilla del Bulevar del Este debido a que el paso de Iota inundó por completo la colonia Jerusalén.

Marina Rodríguez relató que necesitan "colchones o una cama, solo eso necesito (...) si me quieren ayudar con una casa o provisión (comida), aunque sea y les agradezco".

La pequeña cursa el quinto grado en un escuela bilingüe debido a una beca que recibió por sus calificaciones y expresó su deseo de continuar con sus estudios.

"Mi vida siempre ha sido alegre, pero con esta situación ha estado triste, me duele todas las cosas que perdimos", expresó. Ella también reveló que "siempre me ha gustado ayudar a la gente, estuve entregando tamales".

https://youtu.be/e4HdnaWsfZg

Además: Se viraliza vídeo de hondureño cruzando río por un puente de hamaca destruido