El diputado del Partido Nacional, Mario Pérez, presentó ante el Congreso Nacional un proyecto de ley que tiene como objetivo una reforma constitucional para impedir la legalización del aborto en Honduras.

En ese sentido, Pérez explicó que su propuesta está basada en el respeto a la vida, en vista que el Estado es signatario de la Convención Americana de los Derechos Humanos (CADH).

Temas relacionados

"Estamos preocupados porque este tema es regional (...) que la aprobación del aborto en Argentina pueda venir al resto del continente americano y por eso junto a una serie de compañeros diputados hemos optado por poner un candado constitucional", expresó Pérez en una entrevista a Noticieros Hoy Mismo de Televicentro.

Lea también: Pinu propone habilitar la identificación biométrica para las elecciones primarias de marzo

Según el congresista hondureño, esto evitaría que en un futuro "no sea tan fácil" aprobar la legalización del aborto en el país.

"Representamos a una sociedad en su mayoría cristiana de diferentes iglesias y todos coincidimos que somos provida y que estamos en contra el aborto y este en nuestra legislación es un delito", sostuvo.

Mujeres que abortan "justifican irresponsabilidad", asegura Pérez

De acuerdo con las declaraciones del diputado de Santa Bárbara, las mujeres utilizan "justificaciones, por irresponsabilidad a la hora de tener relaciones sexuales".

"Hay que decir las cosas con la verdad y el que esté no esté de acuerdo con el proyecto que voté en contra, el Partido Nacional es un partido provida y si hay partidos que quieren aprobar el aborto que den la cara y que lo digan", sentenció.

Mario Pérez, diputado nacionalista por el departamento de Santa Bárbara en el Congreso Nacional. Foto: Casa Presidencial.

Así sería la reforma

El proyecto de ley presentado por Pérez consiste en una reforma al artículo 67 de la Constitución de la República contenida en el decreto legislativo No. 132-82, de fecha 11 de enero de 1982 y con vigencia desde el 20 de enero del mismo año y quedaría redactado de la siguiente manera:

Al que está por nacer se le considerará nacido para todo lo que le favorezca dentro de los límites establecidos por la ley:

Se considera prohibida e ilegal la práctica de cualquier forma de interrupción de la vida del que está por nacer, a quien debe respetarse la vida en todo momento. Serán nulas e inválidas las disposiciones legales que establezcan lo contrario.

Lo dispuesto en el presente Artículo solo podrá reformarse por una mayoría de tres cuartas partes de los miembros del pleno del Congreso Nacional.

Sus disposiciones no perderán vigencia o dejarán de cumplirse cuando sea supuestamente derogado o modificado por otro precepto constitucional.

En caso de aprobarse una nueva Constitución sus disposiciones serán incorporadas a la misma, salvo que por unanimidad de la Asamblea Constituyente se establezca lo contrario.

Además: Con collarín y moretones en los ojos: Así reaparece 'Tito' Asfura tras sufrir aparatoso accidente