La coordinadora residente de las Naciones Unidas en Honduras, Alice Shackelford, dice que existe una “situación tensa” en Honduras por la “movilidad increíble” de migrantes.

Ese flujo masivo de indocumentados llegando a Honduras con destino a Estados Unidos, desbordó las capacidades estatales para la atención y genera preocupación en las alcaldías de Danlí y El Paraíso.

“Estamos viendo una movilidad increíble desde el sur, a través del Darién. Vemos imágenes espantosas, terribles, donde hay miles y miles de personas que están cruzando por esa zona, y ellos están llegando a Honduras”, expresó.  

Shackelford indicó que trabajan de cerca con el Instituto Nacional de Migración (INM), Secretaría de Derechos Humanos y demás autoridades para abordar la crisis que se vive en el oriente del país.  

Ocotepeque señaló que está recibiendo a los extranjeros y en esos flujos llegan mujeres embarazadas, niños, y niñas.

"Lo más preocupante es que no existe la capacidad de atenderlos, por eso nuestro compromiso es acompañar estos esfuerzos para velar por los derechos de los migrantes”, dijo.  

Habilitarán predio

Este día la Secretaría de Gestión de Riesgo (Copeco) realizó una brigada médica para atender a unos cuatro mil extranjeros, la mayoría venezolanos.

También las autoridades de migración y alcalde municipal de Danlí, Abraham Kafati, determinaron habilitar un predio para trasladar a los migrantes en las afueras del casco urbano.

Pero las medidas aseguran deben ser inmediatas, los reportes que llegan desde la selva del Darién, anuncian de un desplazamiento de miles de venezolanos que colapsaría aún más la zona oriente.

Pero en Tegucigalpa también se ven los flujos de migrantes venezolanos que en diversos puntos están pidiendo ayuda para continuar su camino.

La migración se vuelve un problema complejo a resolver, la falta de oportunidades en los países genera la expulsión.

LEA: Analizan medidas para evitar que migrantes ocupen espacios públicos en Danlí