El Departamento de Seguridad de Carreteras y Vehículos Motorizados de la Florida, Estados Unidos implementó nuevos requisitos para dar licencia de manejar a indocumentados cuyas deportaciones están suspendidas y se encuentran bajo supervisión de ICE.

Según las nuevas normas los inmigrantes que están en proceso de deportación ya no podrán gestionar o renovar sus licencias de conducir, a menos que presenten un documento emitido por el Gobierno federal que muestre su estatus migratorio o que ingresaron legalmente al país.

Pese a que los requisitos fueron anunciados a mediados de mayo, es hasta ahora que han empezado a ser implementados.

''Antes del cambio los indocumentados en proceso de deportación y bajo supervisión de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE), podían obtener y renovar una licencia de conducir siempre y cuando mostraran la orden de supervisión'', explicó José Guerrero, un abogado que ejerce en Miami, según reseñó la cadena Univisión.

Y explicó que muchos indocumentados actualmente se encuentran con sus deportaciones suspendidas y deben presentarse periódicamente a las oficinas de ICE para ser supervisados.

''Lamentablemente estas personas ya no podrán, ni obtener, ni renovar sus licencias de manejar, a menos que presenten un Formulario I-94 que demuestre que entraron legalmente al país, un permiso de trabajo o cualquier otro documento migratorio'', cerró.

Te puede interesar: El estudio de la Universidad de Cornell para determinar si Estados Unidos está listo para una reforma migratoria