El Observatorio Consular y Migratorio de Honduras (Conmigoh) registró al 13 de septiembre un acumulado de 29 mil 748 hondureños que han sido deportados durante el presente año. La cifra más alta fue reportada en febrero con 5 mil 838 compatriotas, en tanto la menor se estableció en junio con 1,477.

“Les espera una vida muy diferente a la de Estados Unidos”, dijo a tunota el analista Julio Navarro. Añadió que ningún hondureño deportado considera que puede rehacer su vida en el país, porque “creen que sus condiciones al regresar no han cambiado”.

“La única política que han hecho los gobiernos es esperar a los deportados en el aeropuerto; les dan un pasaje según donde vivan, algo de comida y ya”. 

PUEDE LEER: Corte autoriza a Donald Trump para ponerle fin al TPS en cuatro países, mira cuáles son

Navarro refirió que muchos deportados son profesionales graduados y calificados que a Honduras le servirían para reactivar la economía o para exportar materia prima; pero, “no son tomados en cuenta”.  

Señaló que los migrantes retornados se enfrentan a momentos de incertidumbre que luego se pueden convertir en impotencia. Por ello necesitan apoyo psicológico. “La mayoría puede sentirse fracasada al volver. Sienten el drástico cambio de estilo de vida y oportunidades que tuvieron o pueden tener en Estados Unidos y las que les falta en Honduras”.

TAMBIÉN: Migrante hondureño muere junto a su hija en accidente en Nueva York