La nueva orden ejecutiva del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, de limitar las solicitudes de asilo en la frontera sur con México es una medida soberana, pero difícil y preocupante para Honduras, de donde muchas personas solicitan refugio, expresó este miércoles el vicecanciller Antonio García.

"Honduras ni nadie puede evitar esta decisión ejecutiva, pero nos preocupa", declaró García en el noticiero Diario Matutino de radio HRN después de que se anunciara que Estados Unidos restringirá el ingreso de migrantes que piden refugio.

Según los informes, la orden de Biden permitirá a las autoridades estadounidenses deportar a quienes no cumplan con estrictos estándares de asilo cuando la cifra de detenciones diarias en la frontera supere los 2,500 durante un promedio de siete días.

Para el vicecanciller hondureño, el asilo en Estados Unidos debería estar basado en consideraciones individuales y no en un número específico; sin embargo, respetan la decisión soberana del país norteamericano porque no pueden decir a las autoridades "no lo hagan".

Consultas

Antonio García aseguró que la Cancillería hondureña llevará a cabo consultas con las autoridades de Guatemala y México, los cuales serían los países más afectados por las posibles devoluciones de migrantes que no logren solicitar asilo en Estados Unidos.

"El canciller (Enrique Reina) está muy preocupado y está dialogando con Guatemala y México para ver de qué manera respondemos (a la medida de Estados Unidos). Será una respuesta regional coherente y con más peso", añadió García.

Además, García mencionó que no están señalando a las autoridades estadounidenses de ser "malas" por cerrar las fronteras a migrantes hondureños y de otras partes del mundo.

En el caso de Honduras, García afirmó que el desafío es crear oportunidades y condiciones para atraer inversiones que generen empleo y así evitar que más hondureños se vean obligados a emigrar por falta de oportunidades.

Según el funcionario, en Estados Unidos residen cerca de 2 millones de hondureños, la mayoría de manera irregular.

Medidas electorales

En opinión del funcionario hondureño, la orden de Biden de limitar las solicitudes de asilo respondería a un tema de popularidad, ya que en seis meses se llevarán a cabo elecciones presidenciales en las que busca la reelección.

"A veces son decisiones calculadas, estratégicas, que toman los gobiernos en épocas electorales", señaló García.

También sostuvo que la medida podría deberse a presiones de los republicanos, quienes "acusan a Biden de no hacer nada para proteger las fronteras", dado que desde su gestión han ingresado 10 millones de migrantes.