La creadora de contenido, Andrea Caballero, se desahogó en TikTok y a través de un story time (hora del cuento) contó su triste y, ahora, graciosa historia.

Andrea viajaba de manera constante al país norteamericano para visitar a su abuela y familiares; fue así como en uno de esos paseos que conoció a un "gringo".

"Yo conozco a un gringo y me enamoro, yo la más enamorada; yo no sé dónde andaba la cabeza yo, porque me enamoré de alguien de Estados Unidos", comenzó diciendo.

Comenzaron una relación a distancia en 2016, viéndose solo cuando ella viajaba; pero en 2019 que las cosas se volvieron más serias y él le pidió que se quedara viviendo con él.

Luego de un tiempo pensándolo y con una propuesta de matrimonio para evitar quedarse de manera ilegal, ella aceptó quedarse con el hombre que amaba.

"Yo dije: 'pues así, pues sí'; hicimos planes para casarnos en junio, pero en abril ¡plas! que terminamos por pendejad** de nosotros y a mí se me cayó el mundo encima", dijo desde su vivienda.

Se tuvo que quedar ilegal

Debido a que ya había pasado el tiempo en que se podía quedar de manera legal en Estados Unidos y sabiendo que si salía no podría volver a ver a su madre y abuela, Andrea se quedó de manera ilegal.

"Uno cuando está enamorado es bien pend*** y pues así es como estoy en los Estados Unidos, por un baboso que me pintó pajaritos en el aire y al y al final no hubo boda ni papeles", lamentó.

Andrea formó su familia y es madre de un adorable bebé, pero sigue luchando para poder arreglar su estatus legal y poder regresar a Honduras aunque sea de paseo.

Riesgos de la migración

El 'camino migrante' está lleno de riesgos para quienes lo emprenden; varios catrachos han sido secuestrados por las bandas criminales de México, muertos por calor en el desierto o ahogados en el río Bravo.

Asimismo, muchos de los que intentan subir al tren llamado 'La bestia', que va desde Guatemala hasta Estados Unidos, terminan mutilados o muertos.

Mientras, quienes llegan al suelo estadounidense pueden ser deportados y que se les niegue de nuevo el ingreso, dejando atrás a sus familias.

Un informe EFE, indica que hasta mayo de 2023 un millón de hondureños vivían en Estados Unidos, ya sea de manera legal o ilegal.

LEA TAMBIÉN: '¿Valdrá la pena?', se pregunta hondureña mientras trabaja bajo el sol en EE. UU.