En una audiencia inicial, el juez mexicano determinó que hubo omisión por parte de los funcionarios del INM y las otras personas vinculadas, por lo que indicó iniciar el proceso judicial contras los mismos.

Los funcionarios del INM, Daniel "N", Rodolfo "N", Gloria "N", el vigilante privado Alan "N", enfrentan cargos por homicidio por omisión dolosa y lesiones.

Mientras tanto, el migrante venezolano Jaison "N" es acusado de homicidio con acción dolosa y lesiones por haber iniciado el fuego.

De acuerdo con detalles que reveló el Diario de Ciudad Juárez, una de las valoraciones que hizo el juez que decidió mantener en prisión a los cinco acusados del incendio, es que "no fue un accidente ni una protesta que se salió de control, fue una conflagración que cobró 40 vidas".

La audiencia celebrada en Ciudad Juárez permitió al juez conceder un mes para la investigación complementaria en el caso.

La semana pasada se dictaron órdenes de arresto en contra de seis personas, de las cuales sólo cinco han sido detenidas.

Las imágenes de video de una cámara de seguridad en el centro de detención mostraron a guardias alejándose mientras se iniciaba el incendio en la celda en la que se encontraban recluidos decenas de migrantes, sin que hicieran el más mínimo intento de liberarlos.

Se desconoce si los guardias tenían las llaves de la celda. La mayoría de las víctimas del incendio eran migrantes provenientes de Guatemala, Venezuela, Honduras y El Salvador.

La Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana anunció posteriormente que la cifra de muertos por el incendio se elevó a 40.

El gobierno mexicano prometió una investigación exhaustiva sobre el incidente y expresó sus condolencias a las familias de las víctimas.

Vea además: Familiares de seis hondureños muertos en Ciudad Juárez viajan a México