Una doctora estadounidense no pudo contener el llanto cuando conoció a un joven hondureño al que atendía por un dolor de muelas en Tijuana, México.

El joven, del que no se reveló su identidad por razones de seguridad, impactó a la galena, quien dijo no pudo hacer nada por el hondureño que espera por una solicitud de asilo en los Estados Unidos.

"¿Cuándo comenzó el dolor?", preguntó la doctora Psyche Calderon al joven hondureño y luego, la respuesta le dejó sin acción.

"Cuando la mara quebró todos mis dientes y mató a toda mi familia", le respondió.

Además: Migrante hondureña parió en la frontera entre amenazas de ser seperada de su hija

Calderon dijo que se quedó con el corazón roto al escuchar el drama del joven, quien le sumó "yo soy el único sobreviviente".

La médica no pudo más después del testimonio y según cita YorkDispacht, mediante la Agencia AP, "le di un antibiótico y me marché a mi casa a llorar".

Calderon es apenas una de los pocos voluntarios médicos que ofrecen su tiempo como voluntaria para brindar atención a los centroamericanos atrapados en México mientras intentan obtener asilo en los Estados Unidos.

Dichos voluntarios, son apenas la única esperanza de salud con la que cuentan miles de migrantes en Tijuana, que no puede acceder a las atenciones médicas de México o de Estados Unidos.

Aunque ya fuera del ojo mediático, miles de centroamericanos siguen apostados en la frontera méxico-estadounidense a la espera de una posibilidad de ser escuchados por Estados Unidos para una solicitud de asilo.

Sin embargo, las respuestas no son -ni serán- positivas, por lo que muchos seguirán viviendo hacinados, durmiendo en suelo y cada vez con menos esperanzas de cruzar la frontera.

Además: Solicitantes de asilo envidados a Honduras lo perderían