El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ampliaría y extendería las restricciones a los trabajadores extranjeros que ingresen a territorio estadounidense durante la emergencia mundial del coronavirus, según un reporte de Político.

La decisión la tomaría considerando la presión de grupos contra inmigrantes que poseen una importante representación en la Administración de Trump.

El intenso debate se ha presentado en el gobierno del presidente estadounidense desde el pasado 22 de abril, donde se implementó la prohibición migratoria.

Según La Opinión, el informe indica que “la directiva no fue lo suficientemente lejos, dada la tasa de desempleo que se disparó y las elecciones a solo unos meses de distancia”.

Te puede interesar: Twitter lanza histórica etiqueta para verificar si Donald Trump tuitea "fake news"

El flujo de migrantes que entren a Estados Unidos para trabajar en plena pandemia, se vería reducido según la política./Foto: IMTC Conferences

No obstante, la prohibición migratoria provocaría molestia en el sector empresarial, quién todavía requiere de empleados extranjeros para el desarrollo de ciertas labores.

Equilibro entre posturas

La administración del primer ciudadano de Estados Unidos, busca equilibrar ambas posturas, lo que provocaría una limitación en el número de inmigrantes en distintos sectores.

“Para intercambios culturales, generalmente aquellos contratados para trabajos de verano en parques de atracciones, campamentos y centros turísticos, así como estudiantes que asisten a universidades estadounidenses contratados para empleo temporal”, cita el informe.

Esto provocaría la reducción de visas “para trabajadores calificados en ocupaciones especializadas”, Asimismo, abarca a trabajadores temporales en industrias que incluyen paisajismo, limpieza y la construcción.

Según La Opinión, el impacto sería a un millón de migrantes aproximadamente, según cifras del Instituto de Política Económica.