Originaria de la comunidad de Tegucigalpita, en el municipio de Victoria, situado en el departamento de Yoro, al norte de Honduras, Wendy Carranza tenía como ilusión reunirse con su esposo y su hijo mayor, quienes habían llegado ilegalmente a Estados Unidos en noviembre de 2023, según informaron familiares.

Sin embargo, los grupos criminales truncaron su esperanza tras el ataque a tiros ocurrido el pasado 15 de febrero en un sector del municipio de Caborca, Sonora.

Foto familiar de Wendy. Redes sociales.

En el ataque resultaron heridos la joven madre y otros 10 migrantes, todos ellos fueron llevados a un centro asistencial, donde Wendy, junto con un menor de origen ecuatoriano, perdió la vida al ser los más gravemente heridos.

La joven hondureña en una fotografía con su hijo mayor.

El portal mexicano La Verdad Noticias informó que el bebé de la migrante hondureña resultó ileso y está bajo custodia de las autoridades del país azteca.

Otra imagen de Wendy con su bebé de 15 meses.

"Nos faltó tiempo para estar juntos. Te amaré por siempre, mi amor. Se fue la mitad de mi vida", posteó Ever Reyes, esposo de Wendy, en sus redes sociales.

Wendy y Ever Reyes compartieron momentos felices.

En imágenes compartidas por los medios mexicanos, se observa la camioneta en la que viajaban los migrantes totalmente calcinada.

Vehículo en que viajaba la hondureña y otros migrantes víctimas de un atentado en México.

PUEDE LEER: Hallan a dos niños hondureños en la frontera de EE. UU.