Fabiola Hernández es una joven hondureña que como miles de compatriotas salió del país rumbo a Estados Unidos en busca de oportunidades que le permitieran lograr sus metas y cumplir sus sueños. En la nación norteamericana ella labora en el sector de la construcción.

En una entrevista a tunota.com, Hernández dijo que "migré a Estados Unidos de manera repentina. Eran muchos los planes y metas que tenía por cumplir en Honduras, ya que estudiaba Mercadotecnia en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras y llevaba la mitad de mi carrera sacada. Pero la vida a veces te da vueltas de un día para otro".

A sus 23 años de edad, la catracha reside en Texas, Estados Unidos, desde hace dos años y medio; asegura que pese a las dificultades está dispuesta a luchar para fundar su propia compañía y demostrar la fortaleza de las mujeres.

Lea también: '¿Me puede ayudar?, me dejaron botado'; conmovedor vídeo de niño migrante llorando perdido en la frontera de Estados Unidos

"Actualmente lidero el grupo de Finishers de la compañía S&J Drywall and Framing LLC, ha sido un gran reto para mi, pero hasta los momentos todo ha sido un éxito", reveló.

Fabiola Hernández reside en Houston, Texas, donde trabaja en la construcción. Foto: Especial para tunota.com

"Mi mayor sueño es crear mi propia compañía y demostrar que las mujeres sí podemos y que no hay nada que nos detenga cuando se quiere, una frase que siempre repito constantemente es que 'si yo quiero yo puedo; y si yo puedo yo lo hago'", agregó.

Los zancos, el casco y las botas son parte del equipo que Fabiola utiliza a diario para desarrollar su esforzada labor que en muchas ocasiones desarrolla junto a decenas de hombres a quienes les demuestra que las mujeres también son capaces de lograrlo.

La joven durante su jornada diaria en la remodelación de edificios. Foto: Especial para tunota.com.

"Me siento orgullosa de lo que hago, hay veces que soy la única mujer en una compañía donde hay cientos de hombres y demostrar con hechos de que las mujeres sí podemos y que no hay límites cuando se quiere", expresó.

https://youtu.be/zUUYjmvMWws

"No ha sido nada fácil, actualmente trabajo en construcción todo lo que tiene que ver con remodelación. Al principio me costó aceptar que trabajaría en eso", expresó.

"Mis jornadas de trabajo varían mucho, así como trabajo 8 horas hay veces que tengo que trabajar 10, 12 hasta 14 horas diarias, pero con el tiempo le encontré sentido y actualmente disfruto mucho mi trabajo", añadió la joven catracha.

La catracha lucha por alcanzar sus sueños y ayudar a su familia en Honduras. Foto: Especial para tunota.com.

Pasión por el maquillaje y la fotografía

Además de su trabajo, también le apasiona la fotografía, maquillaje y las redes sociales, donde en ocasiones comparte algunos tutoriales.

"Mi mensaje para todas las mujeres que trabajan en construcción es qué es un error pensar que serás la misma persona toda tu vida. Crece, evoluciona y sé quien quieras ser. Enfrenta tus miedos pues al éxito no se llega superando a los demás, si no superándote a ti misma", finalizó.

Te puede interesar: 10 hondureñas que debes de seguir en redes sociales