"Otros diez minutos más y no la contamos", comenzó relatando uno de los migrantes que estuvo más de 5 horas hacinado en un camión junto a otras 200 personas en Texas, Estados Unidos.

El 12 de febrero, un grupo de migrantes intentó ingresar ilegalmente a Estados Unidos en un camión que fue abandonado. Había hacinamiento y desesperación entre los migrantes.

Estuvieron más de un día encerrados hasta que alguien alertó a las autoridades migratorias que de inmediato comenzaron la búsqueda, hasta que fueron encontrados en una gasolinera.

El sheriff del condado de Bexar, Javier Salazar, relató a Telemundo que cuando rompieron el candado y abrieron las puertas para que pudieran respirar, "ya casi habían perdido la esperanza de sobrevivir".

Varios huyeron hacia los bosques de la zona, en medio de condiciones meteorológicas adversas por la ola de frío que ha embestido el estado al sur del país. Al menos 50 personas fueron detenidas, según las autoridades, y a más de 100 les perdieron la pista.

https://youtu.be/I8oIb69pOZU

El relato

Dos de ellos relataron su historia al medio estadounidense, donde aseguraron que si no hubieran sido rescatados no habrían contado su historia.

"Otros diez minutos más y no lo contamos": así explicó lo que vivió uno de los dos inmigrantes que se encontraban a bordo de ese camión.

Los dos indocumentados contaron que cada uno de sus compañeros de viaje pagó entre 6 mil y 8 mil dólares para entrar a Estados Unidos (unos 196 mil lempiras).

Recordaron que quienes los cruzaron les hicieron atravesar las aguas congeladas del río en Laredo y después los subieron al camión junto a otras 200 personas.

"Creo que íbamos cerquita de 200, 250 personas adentro del tráiler", dijo uno, mientras su compañero explicó que en esas situaciones no hay tiempo de pensar mucho.

"El afán de uno es llegar, te subes y ya", aseguró en la entrevista a Telemundo.

"Se nos empezó a acabar el oxígeno, y mucha gente se empezó a desesperar (...) mucha gente empezaba ya casi a desmayarse, me tocó levantar a varios", agregó.

"Yo le hablé a mi hijo y le mandé la ubicación de dónde estábamos, y le dije que a lo mejor ya no iba a lograr salir de allí", cerró contando.

Salazar aseguró que los agentes de migración recibieron una llamada de auxilio de alguien que probablemente estaba dentro del propio camión.

Pero según la versión de los dos inmigrantes, fue el chofer de otro tráiler que iba junto al primero quien alertó que los migrantes habían sido abandonados.

Vea también: Rescatan a 30 migrantes hondureños de dos camión en estados de Oaxaca y Veracruz