El Ministerio Público de Panamá realiza una investigación en contra de 20 personas por la aparición de tres supuestas sectas religiosas ligadas a delitos como homicidios, privación de libertad y abusos sexuales.

Según el periódico La Prensa Panamá, fue en enero pasado del actual año que se dio el primer caso de una supuesta secta religiosa, en el Terrón, Santa Catalina, en el norte de Veraguas se encontraron siete cadáveres en una fosa, seis menores de edad y una embarazada. En esa ocasión miembros de la Policía detuvo a ocho hombres y una mujer por los delitos de privación de libertad, homicidio y violación.

Temas relacionados

De igual manera, en junio del 2020 algunos vecinos de Santa Catalina denunciaron a las autoridades una supuesta secta religiosa que pretendía quitarle la libertad y vida a varios vecinos de la zona, sin embargo, la Policía logró capturar a cuatro hombres y dos mujeres por los mismos delitos antes mencionados.

Exhumación de restos óseos en fosa clandestina de Panamá. Foto: Twitter @ PGN PANAMÁ.

Además el 14 de septiembre, el Ministerio Público informó sobre una nueva fosa clandestina ubicada cerca del río Chúcara, al norte de la comarca Ngäbe Buglé. Por ello, los Forenses del Instituto de Medicina Legal exhumaron los restos óseos (huesos) que encontraron en la fosa clandestina.

https://twitter.com/i/status/1305553429377552384

El pasado 10 se septiembre un joven de 17 años de edad y supuesto líder de la secta fue imputado por los cargos de maltrato y delito sexual contra menores de edad.

Te puede interesar: Un salvadoreño con discapacidad se reinventa como guía turístico en plena pandemia por el covid