La abuela Salvador Ramos, autor de la masacre en una escuela primaria en Uvalde en Texas, Estados Unidos, podría no volver a hablar tras sufrir un disparo en la mandíbula que le dañó las cuerdas vocales, según reveló uno de sus familiares.

La abuela de Ramos identificada como Celia Martínez Gonzales, de 66 años "puede que no vuelva a hablar nunca más", dijo a New York Post, Jason Ybarra, primo de la anciana herida.

"La bala entró en la mandíbula de Sally justo al lado de su boca y le destrozó todos los dientes. Si la bala hubiera estado una pulgada en otra dirección, le habría volado la cabeza", dijo reveló Ybarra.

LEA TAMBIÉN: La última petición de Salvador Ramos a su hermana Marisabelle que le fue negada

El hombre de 45 años contó que Celia Martínez se encuentra en recuperación en un centro asistencial y que se comunica únicamente a través de escritos, pero que incluso así se le dificulta mucho.

A una semana del atentado

Fue el martes anterior cuando Salvador Ramos de 18 años entró armado con un rifle a la escuela Robb Elementary de Uvalde en la que mató a 19 niños y dos maestras.

El joven fue abatido por la Policía más de una hora después de haber accedido al colegio.

El día del tiroteo, Ramos, envió un mensaje privado a uno de sus contactos en Facebook en el que avisaba que iba a disparar contra su abuela y en otro explicaba que ya lo había hecho.

Testimonios de usuarios publicados por Washington Post, Fox News y CNN, recordaron a Ramos como un joven habitualmente amenazante y agresivo, pero especialmente contra las mujeres.

ADEMÁS: ‘Por favor no lo juzguen’, nuevas declaraciones de la madre de Salvador Ramos tras tiroteo en escuela de Uvalde, Texas