Una noticia indignó a Rusia el viernes (09.10.2020), al informarse el caso de una mujer que encerró a su hija recién nacida en un armario esperando que muriera de hambre.

Durante una visita de las amigas al hogar de la mujer, identificada como Yulia, de 37 años, escucharon ruidos extraños por lo que indagaron y encontraron a la menor en un armario, dentro de un bolso. “Estaban borrachas, empezaron a llorar, a filmar a la bebé y a preguntarle a la madre que cómo era posible, que por qué la niña tenía que sufrir tanto", dijo un testigo según citó RT.

De modo que, las mujeres tomaron a la bebé de 6 meses, la llevaron a un centro asistencial e informaron a la Policía del suceso.

La bebé fue internada en un hospital y los médicos le diagnosticaron de hipotrofia de tercer grado, una enfermedad que consiste en un desarrollo más pequeño de lo normal, además, los expertos consideran que puede padecer de otras anomalías producto del encierro y falta de nutrientes.

VEA: Arrestan en China a madre de la viróloga que huyó y alertó que el covid-19 fue creado en un laboratorio

Negligencia maternal

Ante el suceso, Yulia fue trasladada a una clínica para inspeccionar su salud metal y por lo pronto, se le acusa de negligencia maternal.

Además, informaron que la mujer tiene dos hijos más; un niño de 13 y una niña de 3 años. Según los vecinos, la fémina se separó de su pareja a inicios de 2020, tuvo a su bebé sin asistencia médica y contó a los vecinos que había muerto.

Finalmente, los vecinos reportaron a las autoridades que, pese a que estiman que el hijo mayor alimentaba a la menor de seis meses sin que la madre se diera cuenta, este no dijo nada al respecto, mientras que la menor de 3 años contaba en la escuela que tenía “una muñeca viva”, pero sus docentes consideraban que se trataba de una fantasía.

ADEMÁS: Madre obliga a su hijo de 7 años a comerse las heces de su hermana menor como castigo