El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, aseguró este lunes desde Riad que la guerra contra Ucrania lanzada hace dos años por el presidente ruso, Vladímir Putin, es una "debacle estratégica" para Rusia, país que consideró que es ahora "más débil".

"Lo último que voy a decir al respecto es que si uno da un paso atrás y lo analiza, creo que esta agresión de Rusia ha sido una debacle estratégica para Rusia", afirmó el jefe de la diplomacia estadounidense en la sesión especial del Foro Económico Mundial (WEF, en inglés), que termina hoy en Riad.

Blinken señaló que la manera en la que Rusia ha reorientado su economía, sobre todo tras las sanciones y los controles de exportación, puede que "funcione a corto plazo, pero no puede sostenerse a largo plazo".

"En conjunto, Rusia es más débil económicamente. Es más débil militarmente, dada la destrucción de tantas de sus fuerzas. Y es más débil diplomáticamente en gran parte del mundo, no en todo, pero sí en gran parte", dijo Blinken.

Unidad

Añadió que, al mismo tiempo, "los ucranianos están unidos como nunca antes lo habían estado, incluso unidos contra Rusia, lo que no era el caso antes de 2014, cuando Rusia cometió la primera agresión contra Ucrania".

Asimismo, alabó cómo Europa se "ha alejado de la dependencia de la energía rusa de manera extraordinaria y sólo en un lapso de dos años".

"Todo esto representa, creo, un enorme revés estratégico para Rusia. En muchos sentidos, Putin ha precipitado muchas de las cosas que pretendía evitar. Espero que se reconozca eso. Y miren, en el momento en que Rusia demuestre que está realmente dispuesta a negociar, sin duda estará ahí. Y creo que los ucranianos estarán allí", aseveró.

PUEDE LEER: Cámara baja de EE. UU. aprueba ayuda a Ucrania y condiciona a TikTok