En Bolivia, otra madre tomó la fatal decisión de matar a sus dos hijas de 1 y 10 años, con un cuchillo de cocina, y luego se quitó la vida.

Se trata de Liliana Escalante (40), quien llevó sus hijas a un hotel donde las acuchilló hasta quitarles la vida.

Te puede interesar: Madre degolló a sus hijas en Bolivia porque «Dios se lo ordenó»

Posteriormente se fue a su casa y le dijo a su esposo que las niñas estaban con su hermana.

Sin embargo horas más tarde, espero que su esposo se durmiera y le confesó el crimen a través de mensajes que envió por Whatsapp.

En los mensajes acepta su responsabilidad del crimen

Te puede interesar: Pastora es criticada por supuestas cirugías plásticas ¡Mira las fotos!

Investigación

Las autoridades revelaron que las dos niñas murieron producto de un traumatismo toráxico penetrante causado por un cuchillo de cocina que usó Liliana Escalante, la progenitora.

Los móviles que se manejan son deudas que tenía la mujer, y que le habían provocado una profunda depresión.

https://youtu.be/9rZMKZ0Cr10

Sin embargo, el padre de las menores fue arrestado para descartar cualquier participación, ya que fue un plan bien tramado, según dijo la Policía a Reduno.

Te puede interesar: Menor hondureño tiene hueco en la cabeza y en la garganta: a su madre le piden L90 mil para operarlo en el Catarino Rivas