El canal británico Channel 4 está envuelto en una polémica y ha generado un debate debido a un vídeo parodia de la reina Isabel II en la tradicional transmisión navideña como nunca antes vista, en la que bailó y habló de temas personales, informó el diario The Guardian

En el material audiovisual de cinco minutos de duración se logra ver a la reina de Inglaterra, alterada digitalmente, compartiendo sus reflexiones sobre el año, incluida la partida del príncipe Harry y Meghan Markle, como miembros de la realeza.

También la "computarizada" reina Isabel comentó de la participación del Duque de York, su hijo, con el caso de trata de menores de Jeffrey Epstein.

TAMBIÉN: ¿Quiénes son los famosos y políticos que figuran en la red de tráfico de Epstein?

También se puede ver a la reina deepfake, (que se traduce como ultrafalso. Acrónimo del inglés formado por las palabras fake -falsificación, y deep learning, aprendizaje profundo-), con la voz de la actriz Debra Stephenson, realizando una rutina de baile desde la plataforma de redes sociales TikTok.

Según las declaraciones de “Channel 4” la transmisión tenía la intención de dar una "advertencia severa" sobre la amenaza de las noticias falsas en la era digital. Por su parte el director de programas de la cadena, Ian Katz, describió el vídeo como "un poderoso recordatorio de que ya no podemos confiar en nuestro propios ojos".

VEA: Sacudidas las finanzas de la reina Isabel II por la pandemia

Algunos expertos sugirieron que la transmisión podría hacer pensar al público que la tecnología “deepfake” se usaba con más frecuencia de lo que se imaginan en la era digital.

"Todavía no hemos visto un uso generalizado de deepfakes, excepto para atacar a mujeres", dijo Sam Gregory, director de programas de Witness, una organización que utiliza vídeos y tecnología para proteger los derechos humanos.

 “Debemos tener mucho cuidado con hacer que las personas piensen que no pueden creer lo que ven. Si no los ha visto antes, esto podría hacerle creer que las falsificaciones profundas son un problema más generalizado de lo que son ", dijo.

Además recomendó: "está bien exponer a las personas a deepfakes, pero no deberíamos intensificar la retórica para afirmar que estamos rodeados por ellos".

VEA: El primer castigo para de la Reina Isabel II para Harry y Meghan Markle

En ese sentido, Areeq Chowdhury, investigador de políticas de tecnología detrás de los deepfakes que se han realizado de Boris Johnson en la nación durante las elecciones generales de 2019, dijo que apoyaba la decisión de resaltar el impacto de los deepfakes, pero que la tecnología no representaba una amenaza generalizada para el intercambio de información.

“El riesgo es que se vuelve cada vez más fácil usar deepfakes y existe el desafío obvio de tener información falsa, pero también la amenaza de que socaven las secuencias de video genuinas que podrían descartarse como deepfakes”, detalló al rotativo británico.

La reina Isabel II recuerdo a los afectados por la pandemia en el real mensaje de Navidad. foto: captura.

Además expresó: "mi opinión es que, en general, deberíamos estar preocupados por esta tecnología, pero que el principal problema con los deepfakes hoy en día es su uso en pornografía deepfake no consensuada, en lugar de información".

De la misma manera el experto en el tema de vídeos alterados tecnológicamente, Henry Ajder, explicó a The Guardian que hay una diferencia abismal entre los deepfakes y los vídeos reales.  

 “Creo que en este caso el vídeo no es lo suficientemente realista como para ser una preocupación, pero agregar exenciones de responsabilidad antes de que se muestre un vídeo deepfake, o agregar una marca de agua para que no se pueda recortar y editar, puede ayudar a entregarlos responsablemente”.

Sin embargo, criticó la práctica de la cadena británica diciendo: “como sociedad, necesitamos descubrir qué usos para los deepfakes consideramos aceptables y cómo podemos navegar en un futuro en el que los medios sintéticos sean una parte cada vez más importante de nuestras vidas. El canal 4 debería fomentar las mejores prácticas ".

Además: La reina Isabel II hace su primera aparición con mascarilla