Una niña de 8 años, llamada Camila fue vista en un video de una cámara de seguridad corriendo emocionada por un callejón de Taxco, ansiosa por reunirse con su amiga para jugar.

Aquel momento inocente se convirtió en el preludio de una tragedia que sacudiría a la comunidad.

Ataviada en su pijama, con un short y una camiseta que exhibía la imagen de Mickey Mouse, su madre le había dado permiso para ir a disfrutar en la alberca inflable de los vecinos.

Sin embargo, cuando su madre fue por ella, la pequeña había desaparecido, sumiendo a su familia en una angustia insondable.

Los acontecimientos tomaron un giro escalofriante cuando comenzaron a recibir llamadas intimidatorias de supuestos secuestradores, exigiendo una recompensa de 250 mil pesos para liberarla.

Las sospechas recayeron en los vecinos cuando las cámaras de videovigilancia captaron a Camila entrando en la cerrada donde se encontraba la casa de su amiga, pero nunca saliendo de allí.

Con la esperanza aún titilando en sus corazones, la familia se aferró a la idea de que la niña seguía con vida, hasta que las cámaras revelaron a la madre de su amiga y a un hombre sacando bolsas sospechosas del domicilio y cargándolas en un taxi.

La evidencia era contundente: Camila no había salido de esa casa con vida.

Alarmados con esta revelación, la familia acudió al Ministerio Público de Iguala para presentar una denuncia.

El alcalde, Mario Figueroa Mundo, ordenó una búsqueda frenética, pero fue en vano. Camila fue encontrada muerta en la carretera Taxco-Cuernavaca, arrebatando la esperanza y desatando la ira de la comunidad.

Videos de cámaras de seguridad

En el video se ve a la pequeña niña ingresar al lugar, sin volver a salir y luego a la supuesta actora intelectual del crimen retirarse con una bolsa negra sospechosa con dirección hacia un taxi que la esperaba afuera.

Reacción

Los habitantes de Taxco no se quedaron en silencio ante este feminicidio atroz.

Desde las primeras horas del día, se movilizaron, expresando su indignación en redes sociales y en las calles, exigiendo justicia para Camila.

Mientras tanto, los presuntos responsables permanecían en su casa, ya que la Fiscalía General de Justicia aún no había emitido órdenes de aprehensión en su contra.

Pero la comunidad, harta de la impunidad, rodeó la propiedad durante horas, exigiendo justicia por mano propia.

Las escenas de violencia inundaron las redes sociales, mostrando a la principal sospechosa del feminicidio siendo agredida por la multitud, hasta que sucumbió a las heridas.

El linchamiento no se detuvo ahí, otros dos hombres presuntamente implicados fueron brutalmente golpeados por la turba enfurecida, mientras la policía luchaba por contener la situación.

Uno de ellos quedó arrodillado, con la cabeza ensangrentada, mientras era objeto de una salvaje golpiza.

La trágica muerte de Camila y el linchamiento subsiguiente llevaron a la apertura de dos carpetas de investigación por parte de la Fiscalía de Guerrero: una por feminicidio y otra por homicidio calificado, así como agresiones contra los dos hombres.

La comunidad, en su dolor y su rabia, exigía justicia para Camila y para todas las víctimas de la violencia de género.

Autoridades

Después del terrible asesinato de Camila, una niña de 8 años, y el posterior linchamiento que resultó en la muerte de una persona, Doroteo Vázquez, Secretario de Seguridad de Taxco, Guerrero se pronunció al respecto.

El titular se seguridad, acusó a la madre de la menor de "omisión de cuidados" a pesar de que la pequeña había ido a la casa de una conocida.

LEA TAMBIÉN: CIDH brindará informe sobre derechos humanos por régimen de excepción en El Salvador