Salim Berrada, el 'violador de Tinder', fue condenado el viernes en Francia a 18 años de cárcel por la corte criminal de París por violar y agredir sexualmente a 15 mujeres encontradas en sitios de encuentros y redes sociales.

El acusado, un exfotógrafo marroquí de 38 años, fue reconocido culpable de 12 violaciones y tres agresiones sexuales. Fue absuelto en dos casos, cuyas víctimas no acudieron a la audiencia, ante el beneficio de la duda. 

El presidente de la Corte, Thierry Fusina leyó uno a uno los nombres de las víctimas.

Los hechos ocurrieron entre 2014 y 2016. La Corte retuvo el "carácter particularmente organizado", y el "carácter serial de esos crímenes y delitos", indicó Fusina. El abogado general, Philippe Courroye, había pedido 19 años de cárcel, una condena muy "severa" -la pena máxima es de 20 años- para un hombre que "destruyó 17 vidas". 

 El acusado fue descrito por Courroye como un "cazador egocéntrico insaciable".  Berrada se mostró "inflexible" y "atrincherado en el hormigón de sus negaciones" frente a las denunciantes, que subieron al estrado con sus "heridas aún abiertas", denunció el fiscal.

Este proponía sesiones de foto en su estudio, afirma que todas las relaciones fueron consentidas. 

LEA: Joven de 23 años presume su amor con señor de 62; lo conoció en Tinder

 El magistrado destacó varios aspectos de este "caso excepcional": el "modus operandi muy desarrollado, enrevesado y compulsivo" del acusado, la "extrema peligrosidad" de este "cazador", "adicto al sexo y a la depredación".

"Es peligroso" porque "no tiene ninguna capacidad de introspección", añadió el fiscal, recordando que el acusado está imputado en otro caso por hechos similares.