Una antigua técnica que ha demostrado ser efectiva a la hora de combatir las enfermedades respiratorias graves está siendo utilizada en muchos hospitales con pacientes de coronavirus o covid-19.

La técnica fue recomendada en marzo por la OMS y muestra a muchos contagiados de covid-19 acostados boca abajo.

Conocida en el mundo médico como “decúbito prono” (en términos comunes, boca abajo), esta posición ha comenzado a administrarse cada vez con más frecuencia en los miles de pacientes víctimas de la pandemia que hoy están siendo tratados en las unidades de cuidados intensivos.

Este método ayuda a las personas a aumentar la cantidad de oxígeno que ingresa a sus pulmones, así lo explica a la BBC Mundo el profesor de medicina pulmonar y cuidados intensivos de la Escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkins, Panagis Galiatsatos.

El investigador agrega en el portal -antes mencionado- que la parte más pesada de los pulmones está justamente en la espalda y que, por lo mismo, si el paciente está boca arriba, la dificultad para respirar va a ser mayor.

Pero, ¿hay riesgos con esta posición?

El poner al paciente en esta posición puede tomar mucho tiempo y muchas manos.

Es por eso que el profesor explicó que, por primera vez, el centro médico de Johns Hopkins creó un equipo dedicado a la pronación.

“De esta manera, si los pacientes con covid-19 están en una unidad de cuidados intensivos donde el personal no está acostumbrado a realizar ese procedimiento, llaman al equipo especializado que pondrá al paciente en decúbito prono”, indicó.

“No es fácil. Se necesitan de cuatro a cinco personas para lograrlo de manera efectiva”, apuntó.

Te podría interesar: Coronavirus: "Si no nos morimos de covid-19, nos vamos a morir de hambre", asegura presidente del Cohep