En una reciente entrevista Arturo Murillo un ministro boliviano dijo a los medios de comunicación que, bajo la protección de Evo Morales, el hijo del Chapo Guzmán había estudiado para ser piloto en Bolivia.

Iván Archivaldo Guzmán, hijo de Joaquín El Chapo Guzmán, estudió pilotaje de aviones en Santa Cruz de la Sierra durante 2015, afirma Murillo.

También asegura que Guzmán contaba con una credencial provisional para ingresar a la Asamblea Legislativa.

También en la entrevista para El Deber, Murillo dijo que Morales durante su presidencia había organizado actos de “terrorismo y sedición”.

Asimismo, dijo que cárteles de México y Brasil “operaban con total libertad en Bolivia”.

Murillo asegura que el país recibe entre mil y mil 500 millones de dólares al año por acciones del narcotráfico.

De la misma manera afirma que “poco a poco se irán cayendo las máscaras”.

Sin embargo, asegura que no han solicitado apoyo de la Agencia Antinarcóticos de Estados Unidos (DEA).

Para Murillo la policía de Bolivia es “excelente” y que la “DEA ha cometido atropellos” en el país sudamericano.

Evo Morales últimos días en Bolivia

El 10 de noviembre la OEA presenta un informe en el que revela que hubo “irregularidades” durante los comicios electorales.

Morales convocó a nuevas elecciones con nuevas autoridades en el TSE.

Horas después el jefe de las Fuerzas Armadas de Bolivia, Williams Kaliman, sugiere a Morales que renuncie. 

En la noche, Evo Morales anuncia su renuncia y nuevamente denuncia la ejecución de un Golpe de Estado en su contra.

El ex presidente de Bolivia, Evo Morales, llegó el  martes 12 de noviembre a México.

Esto tras aceptar el asilo que el país azteca le ofreció, tras su renuncia a la presidencia el pasado 10 de noviembre.

La legisladora opositora de Bolivia Jeanine Áñez asumió la presidencia provisional de ese país, tras la apertura de la Asamblea Legislativa en el Senado.