“Aquí les traigo algunas cositas. Disculpen que no traiga más, porque vengo caminando”, con esas palabras y dos costales (sacos) con verduras y frutas una anciana llegó a un centro de pacientes de coronavirus aislados a realizar una donación.

Y es que cuando se trata de ayudar, la voluntad siempre es más grande que la riqueza y así lo demostró la anciana Albertina Flores Gonzáles quien pese a su avanzada edad caminó un largo trayecto para hacer este noble gesto.

Te puede interesar: "Cuiden a mi mamá": Hombre se suicidó tras saber que era positivo de coronavirus y dejó una nota

Con su acción esta anciana ha partido el alma de cientos de personas que han conocido su historia a través de las redes sociales.

La mujer acudió a un comedor comunitario en la comunidad de Pimpungos de Cajamarca, Perú donde se agrupan varias personas infectadas con el virus causante de Covid-19 y les donó una parte de las verduras que cosechó de sus propias parcelas caseras.

Un trabajador de la Municipalidad Distrital de Pimpingos estaba en el lugar cuando ocurrió todo y compartió la historia en Facebook.

"Doña Albertina y su acción que parte el alma y deja sin palabras
Humilde mujer campesina llegó hasta el comedor popular de Pimpingos a donar alimentos para los aislados por el coronavirus", escribió el hombre junto a las fotos de la anciana.

https://www.facebook.com/NoticiasDelNorteDelPeru/posts/247833033306326

Tras el gesto le prometieron devolver la visita en su comunidad, promesa que fue realizada una semana después: le llevaron alimentos y dinero enviado desde Lima por una persona anónima.

Según narró La República, algunas personas recolectaron dinero para enviar a Albertina en forma de recompensa por su ayuda desinteresada.

Te puede interesar: Madre permitía que su marido golpeara su hijo de 3 años y este lo mató en Colombia