Según los registros de la cárcel del condado de Fulton, donde se entregó, quedó libre tras haber pagado una fianza de 200,000 dólares.

Minutos antes, el expresidente fue brevemente arrestado en esa cárcel y fichado.

Al exmandatario estadounidense lo acusan, en ese estado, de haber intentado revertir el resultado de las elecciones presidenciales de 2020. Los cargos que le imputan son asociación ilícita y conspiración electoral.

Después de aterrizar en el aeropuerto internacional de Atlanta, su comitiva se dirigió a la cárcel del condado de Fulton. Un convoy compuesto por varias camionetas y patrullas policiales lo escoltaron.

Vistiendo un traje azul oscuro y corbata roja, Trump saludó a periodistas, asistentes y otras personas reunidas en la pista después de descender de su avión privado.

Como se indicó, el expresidente quedó en libertad bajo fianza, tal como se ha hecho con diez de los once acusados que ya se han entregado ante la justicia en este caso.

Este día, Mark Meadows, quien fuera el último jefe de gabinete de Trump, se presentó ante las autoridades también bajo el amparo de una fianza de 100,000 dólares.

La acusación formal emitida el 14 de agosto por un gran jurado, a solicitud de la Fiscalía, señala que Trump y sus colaboradores intentaron ilegalmente anular los resultados electorales de 2020 en Georgia, estado clave que fue ganado por el actual presidente, Joe Biden, del Partido Demócrata.

El exmandatario, que gobernó entre 2017 y 2021, enfrenta un total de cuatro casos penales en su contra. Dos de estos casos son a nivel federal, en Washington y Florida; uno tiene lugar en el estado de Nueva York y el más reciente se desarrolla en Georgia.

VEA: Donald Trump se entregará hoy en una cárcel de Georgia por intentar revertir elecciones