Un bebé de 15 meses murió este lunes en la localidad italiana de Eboli (sur) a causa de las heridas que le provocó el ataque dos perros de raza pitbull, que también hirieron a su madre mientras intentaba rescatarlo.

El pequeño se encontraba en brazos de su madre cuando, al salir de su casa, los perros se abalanzaron sobre el niño y se lo arrebataron de las manos, informaron los medios, que destacaron que la madre también sufrió heridas, aunque su vida no corre peligro.

Sin embargo, la tía del menor y hermana de la madre, Milena Santoro, dijo que no sabía si el pequeño se encontraba "en brazos de su madre o en brazos de otra persona", pues en un primer momento se apuntó a que estaba con su tío.

"Mis dos hermanos también estaban en la casa, tal vez él estaba en brazos de uno de ellos", expresó para señalar luego que los perros "no conocían" al menor y que eran propiedad "de un amigo" de la familia.

"Fue literalmente arrancado de sus brazos y mordisqueado", sostuvo el alcalde de Eboli, Mario Conte, que anunció que los servicios veterinarios de la localidad se llevaron a los perros "que no eran propiedad de la familia afectada".

Al lugar del ataque, a unos 85 kilómetros de Nápoles (sur), se trasladaron más de un centenar de sanitarios, así como una dotación de Carabineros (policía militarizada), mientras la Fiscalía de Salerno (sur) ha abierto una investigación sobre los hechos.

"Fue un ataque feroz y, a pesar de que incluso uno de los tíos del niño intervino para intentar liberarlo, no se pudo hacer nada", aseveró Conte.

VEA: VIDEO: Hombre con cáncer acaba con su vida; no tenía para el tratamiento

Sobre el caso se pronunció la principal asociación de consumidores de Italia, Codacons, que pidió "en voz alta que se adopten medidas para garantizar la seguridad de los ciudadanos y limitar el fenómeno de los perros potencialmente peligrosos".

"Más allá del caso concreto y de la dinámica que provocó el ataque (...) no hay duda de que existen razas de perros potencialmente peligrosas para el ser humano", señaló en un comunicado.

Desde 2009, Italia no cuenta con una lista oficial de perros potencialmente peligrosos y, desde 2013, último año en que se aprobó una legislación sobre el tema, se señala al propietario como responsable tanto civil como penalmente de los daños o lesiones causados a terceros, así como de la educación del animal.

En Italia se producen cada año 70.000 ataques de perros contra personas, según Codacons, que sostiene que "independientemente de la educación que se le dé al animal, es universalmente conocido que algunas razas pueden causar heridas letales en caso de mordedura".

En este sentido, pidió una "licencia obligatoria" para poseer perros potencialmente peligrosos, ya que "la mordedura de un Pomerania no causa las mismas heridas" que un pitbull, zanjó la organización.

También la Organización Internacional para la Protección de los Animales (OIPA) pidió en un comunicado que se "regule la posesión de ciertos tipos de perros que, con demasiada frecuencia, son elegidos por personas que no saben manejarlos correctamente".

"A nivel local, algunos municipios, como el de Milán, han regulado la cuestión previendo la concesión de licencias para la tenencia de determinadas razas", recordó OIPA. EFE

LEA: Muere bebé que mostró signos vitales durante su propio funeral