Joaquín El Chapo Guzmán Loera, exlíder del Cártel de Sinaloa, uno de los más violentos de México, era reconocido por sus peculiares formas de traficar droga y siempre sorprendía por ser uno de los más expertos a la hora de camuflajear sus cargamentos.

Lo último que se conocía sobre Guzmán, quien cumple una cadena perpetua en una de las cárceles de máxima seguridad en Estados Unidos, es que escondía las cargas de droga en tiburones congelados, que eran transportados hacía Costa Rica y los Estados Unidos.

Así lo reveló una investigación realizada por El Universal de México, que reportó que se conocía que desde el 2009 el líder del Cártel de Sinaloa utilizaba tiburones congelados que eran rellenados cocaína en su ruta para Costa Rica.

Según el medio mexicano, una empresa de pesqueros habría trabajado para Guzmán Loera desde el 2007, y se encargaban de rellenar los tiburones con cargamentos de droga que posteriormente serían trasladados a otros destinos.

El gobierno mexicano investigó a la compañía en donde se mantenía una cooperación con el Cártel de Sinaloa. Ante ello. la Unidad de Inteligencia Financiera de la secretaría de Hacienda de México habría bloqueado más de 1,500 cuentas bancarias de 401 personas vinculadas con el cártel.

El Chapo Guzmán es considerado el único criminal que ha logrado escapar dos veces de un penal de máxima seguridad en México, la primera vez lo hizo en el 2001 y la segunda en 2015, por lo que fue recapturado en 2016 y extraditado a los Estados Unidos.

Le puede interesar: Buenas obras del Chapo Guzmán en México no son tan nobles como aparentan según analistas