Generalmente, los primeros en la lista para recibir una vacuna son los trabajadores de salud y las personas más vulnerables a la enfermedad. Pero en la pandemia por coronavirus parece no ser así.

''No a todos les va a gustar la respuesta'', comentó el médico Francis Collins, director de los Institutos Nacionales de la Salud, en Estados Unidos, recientemente a uno de los grupos de asesoría que el gobierno pidió ayuda para decidir. ''Habrá mucha gente que sienta que deberían ser los primeros en la lista'', señaló.

El médico explicó que en esta ocasión se debe considerar la geografía y darle prioridad a las personas de sitios muy afectados por los brotes.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud lidia con la misma cuestión de quién va primero mientras trata de garantizar que las vacunas sean distribuidas de manera justa en países pobres, decisiones que se complican aún más debido a que las naciones ricas acaparan el mercado por las primeras dosis.

https://twitter.com/tunota_com/status/1290813233151041536

La semana pasada salió a la luz que las farmacéuticas Sanofi y GSK tienen un contrato con Estados Unidos por más de 2 mil millones de dólares para el desarrollo de una vacuna a cambio del suministro inicial de 100 millones de dosis a los estadounidenses.

Te podría interesar: ONG denuncia que ICE no libera a migrantes pese a brotes de covid en centros de detención